RIPE:
EXPANSIÓN

Carlos Torres Vila, presidente de BBVA cree necesaria una mayor colaboración pública y privada para fomentar la inversión

Diario Expansión - Madrid

Para el presidente de Bbva, la pandemia está acelerando muchas de las tendencias que ya estábamos viendo y van a suponer grandes cambios y daños de gran calado en la sociedad. El primero y el más importen es es el deterioro económico, que inyecta una gran incertidumbre para el año que viene. Según las estimaciones del banco, tanto en el mundo y en España no se recuperará el PIB prepandemia hasta 2026.

Torres ha realizado estas declaraciones en el primer Foro Económico Internacional Expansión: Construyendo un ecosistema centrado en las personas. El futuro Post Covid-19.

Además, para el presidente de Bbva, la pandemia ha acentuado las tendencias en política monetaria. "Es buena noticia la respuesta tan decidida de las instituciones monetarias y también de las medidas fiscales aprobadas. La política monetaria ha sido crucial pero nos lleva a tipos bajos y no vemos el horizonte en el que vuelvan a terreno positivo, lo que tiene una implicación directa para la banca", asegura Torres.

Por otra parte, a su entender la fragmentación será creciente. "El hecho de que haya un estímulo fiscal importante puede ser una excusa perfecta para el proteccionismo posterior y hay que luchar contra eso, porque esto sería muy malo". Para el presidente de Bbva, muchas regiones del mundo van a tener excusa para imponer restricciones tarifarias.

Pero también ha querido referirse a otros aspectos positivos que ha traído la pandemia, como la lucha contra cambio climático, así como la colaboración del sector público y privado para ayudar con donaciones. En este sentido, "BBVA ha movilizado más de 40 millones de euros en equipamiento, investigación y en apoyos para los más vulnerables".

Pero desde su punto de vista queda mucho por hacer y su receta para el futuro se centra en reformas e inversión. "Para atraer inversión hay que generar confianza. Inversión privada que ahora es donde tiene que estar el foco, en asentar las bases para impulsar la recuperación. Y un marco de incentivos que permita que la empresa privada se arriesgue es fundamental", afirma el presidente de Bbva.

Las reformas deben estar dirigidas a atacar los problemas estructurales que tiene España: la educación (capital humano), mercado de trabajo, que no funciona bien y mejorar temporalidad, la digitalización de inversión pública.

Torres señala que si hacemos estas reformas tendrán un efecto de largo plazo para generar crecimiento, y para ello es imprescindible la colaboración público y privado. "La labor del sector público no deber ir a la inversión directa sino a catalizar y atraer inversión privada. Así multiplicaremos los fondos europeos", concluyó.

Lea el artículo aquí.