.
HACIENDA

¿Hacia dónde se está yendo la fuga de capital de los latinos ricos por la incertidumbre?

viernes, 28 de abril de 2023

Los destinos populares incluyen República Dominicana, Panamá, España y EE.UU. Las personas de las cinco economías más grandes de la región sacaron aproximadamente US$137.000 millones de sus países en 2022

Bloomberg

En el Hotel Estelar la Fontana de cuatro estrellas en Bogotá, un centenar de colombianos ricos están aprendiendo a enviar su dinero a los Estados Unidos, y rápido. Abarrotados hombro con hombro en sillas de cuero, la multitud admira los toboganes de las propiedades frente al mar en Miami. Los bienes raíces podrían ser una inversión, una segunda residencia o el comienzo de una nueva vida. Una habitación se vende por US$1 millón, más de 300 veces el salario mínimo anual en Colombia. Algunos se quedan boquiabiertos ante el precio; resulta que otros pueden permitírselo.

En esta mañana de marzo, un agente de bienes raíces guía a sus prospectos a través del meollo de las visas. "Es triste que hayamos llegado a esto", susurra un hombre. Se refiere a la carrera por una salida después de que Colombia eligió a Gustavo Petro, un izquierdista que rápidamente se movió para aumentar los impuestos a los ricos. Maikol Di Pietro, un abogado con ciudadanía colombiana e italiana, está buscando un apartamento para su madre y, eventualmente, uno para él. "Las cosas están cambiando", dice, "y no en el buen sentido".

A medida que todos los países importantes de América Latina giran a la izquierda en reacción a la creciente desigualdad, el capital está volando fuera de la región. Los inversores ricos y, cada vez más, de clase media están buscando un plan B en caso de más agitación económica y política. Las personas y las corporaciones en las cinco economías más grandes de la región sacaron aproximadamente US$137.000 millones de sus países en 2022. Ese número, datos preliminares del Instituto de Finanzas Internacionales, un grupo de instituciones bancarias, es un 41% más alto que la cifra de 2021 y el mayor desde 2010.

Aunque nadie rastrea a dónde va el dinero, los destinos populares incluyen República Dominicana, Panamá, España y los Estados Unidos. Desde 2020, los inversores mexicanos han gastado más de US$774 millones en bienes raíces y construcción españoles. Los colombianos han comprado hasta 500 propiedades panameñas solo en los últimos meses, estima Samuel Urrutia, quien dirige la compañía de bienes raíces Colliers International Group, su unidad para la región. Los superricos compran propiedades en Nueva York o Madrid, los "ricos ricos" van a Miami y los "simplemente ricos" miran a Panamá o República Dominicana, dice.

Aún así, ningún lugar ha sentido el impacto más que Miami, una ciudad cuya historia y desarrollo están tan entrelazados con sus vecinos del sur que a menudo se la conoce como la capital de América Latina.

En Related Group, uno de los desarrolladores más grandes de Miami, los compradores extranjeros, la mayoría de Colombia y México, han comprado US$600 millones en bienes raíces desde finales de 2021. El año pasado, solo los colombianos compraron 1.222 propiedades en el área de Miami, un aumento del 30% respecto al año anterior y la mayor cantidad desde que la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Miami comenzó a rastrear compradores extranjeros en 2019.

Cada vez que un izquierdista es elegido, el dinero llega al sur de la Florida, dice Raúl Henríquez, presidente de Insigneo Financial Group LLC, un administrador de patrimonio en Miami. En los últimos cinco años, los activos bajo administración de su firma han aumentado aproximadamente seis veces, a US$18.000 millones. Alrededor de 40% de las aproximadamente 180 oficinas familiares de Chile tienen un punto de apoyo en los Estados Unidos, casi todas en el sur de la Florida, según José Luis de Dios Crispi, director gerente de Kaiross, una empresa chilena de consultoría financiera; cada uno está invirtiendo entre US$30 millones y US$40 millones al año en Estados Unidos, principalmente en bienes raíces. (El Ministerio de Hacienda de Chile dice que menos dinero salió del país en el último año, y la inversión extranjera repuntó).

A menudo llamado una "marea rosa", este cambio hacia el socialismo data de 2018, cuando Andrés Manuel López Obrador llegó al poder en México. Los izquierdistas prevalecieron en Argentina en 2019, Chile y Perú en 2021, y Brasil y Colombia el año pasado. "Este es un evento histórico que nunca antes habíamos visto: toda la región se ha vuelto rosa para nosotros", dice Talbert Navia, codirector de la práctica de América Latina en la firma de abogados Winston & Strawn, quien ha asesorado a corporaciones y firmas de capital privado desde fines de la década de 1980.

Pero José Roberto Acosta, un alto funcionario de finanzas colombiano, dice que es simplista vincular las salidas de dinero de su país con el ascenso de la izquierda. Su gobierno "defiende una economía de libre mercado y es respetuoso de la propiedad privada", dice. En su opinión, el dinero se está yendo debido a las tasas de interés más altas en valores relativamente seguros del gobierno de los Estados Unidos, así como a la búsqueda de impuestos más bajos.

El Fondo Monetario Internacional pronostica un crecimiento de 1,7% en América Latina este año, más lento que en otros mercados emergentes. Mauricio Cárdenas, ex ministro de Hacienda colombiano, dice que la fuga de capitales está jugando un papel y podría dificultar la promulgación de políticas socialistas. Los ricos se van, la economía sufre, la inflación sube y los disturbios se intensifican, dice: "Es un círculo vicioso".

Casi todas las monedas importantes, aparte del peso mexicano, se han desplomado en valor frente al dólar estadounidense, lo que se ha sumado a la inflación, lo que ha llevado a los bancos centrales a elevar las tasas de interés y dificultar que las empresas pidan préstamos. En Argentina, el peso ha perdido más de 70% de su valor desde principios de 2020, y la inflación está aumentando a una tasa anual del 100%. En Chile, el cambio de las familias adineradas hacia la inversión en los Estados Unidos ha hecho que sea más difícil encontrar financiamiento para nuevas empresas, dice Dios Crispi, el consultor. "Me dicen: 'José, me encanta el negocio, pero desafortunadamente, estamos invirtiendo solo en el extranjero'", dice. "Para nosotros es muy triste".

Desde que los cubanos comenzaron a huir del régimen comunista de Fidel Castro en la década de 1950, Miami ha atraído riqueza del sur, junto con jubilados y negocios del norte atraídos por el clima cálido de Florida y la falta de impuestos sobre la renta y el patrimonio. Pero la última diáspora de latinoamericanos se origina en muchos más países, lo que se suma a una afluencia de riqueza estadounidense que se aceleró en la pandemia. Miami se ha convertido en una especie de Wall Street South, atrayendo a gestores de fondos de cobertura como el multimillonario Ken Griffin, quien trasladó la sede de su compañía, Citadel, de Chicago. Apollo Global Management, Blackstone y Goldman Sachs han trasladado personal de Nueva York.

Ahora, Miami está cortejando a la élite de América Latina en restaurantes de alta gama y en eventos deportivos. Alex Horn, socio gerente del prestamista inmobiliario comercial y residencial BridgeInvest, dice que organizó su día anual del inversor en el torneo de tenis Miami Open, patrocinado por Itaú Unibanco Holding, el banco más grande de América Latina. "Muchos de nuestros inversionistas, tanto de Sudamérica como de Nueva York, iban a estar aquí para verlo", dice Horn, quien se mudó a Miami desde Brasil cuando era niño.

Los últimos emigrados acuden en masa a lugares como Elcielo, un silencioso restaurante colombiano de 13 mesas a orillas del río Miami. Por US$258 por persona, sirve comidas de 20 platos durante tres horas. Elcielo ganó una estrella Michelin el año pasado.

Durante la mayor parte de los ocho años desde su apertura, el negocio fue escaso, dice el chef y propietario Juan Manuel Barrientos, quien también tiene restaurantes en Bogotá, su Medellín natal y Washington, DC. Ahora las mesas se reservan con días de anticipación.

Al igual que muchos residentes del sur de la Florida desde hace mucho tiempo, Peter Bermont, socio gerente de una unidad de asesoría patrimonial de Raymond James & Associates en Coral Gables, tiene historias de extraños que aparecen en su puerta, pidiendo comprar su casa. No hace mucho, el club de golf de Bermont tenía que realizar promociones para reclutar miembros. En estos días tiene una lista de espera de 11 años.

Mariano Borges huyó de Argentina en 2013. Se irritaba contra las restricciones a su empresa de desarrollo inmobiliario, así como contra la inflación que erosionaba su riqueza. Borges comenzó un negocio en México, comprando tierras en la turística Playa del Carmen, justo al sur de Cancún. El año pasado se mudó a Miami, uniéndose a una cohorte de negocios inmobiliarios latinoamericanos que ahora prosperan en la ciudad. Musculoso y cubierto de tatuajes, Borges, de 51 años, vive en una casa de 10 millones de dólares a pocos pasos del océano y conduce un Lamborghini.

La compañía de Borges, Menesse International, está construyendo una torre de apartamentos de 400 unidades, así como un proyecto de condominios más pequeño de alta gama, en el deseable vecindario de Brickell de la ciudad. "En los Estados Unidos, las leyes y los requisitos son claros", dice. "¿Quieres un permiso? ok, necesito ver esto, esto y esto. ¿Quieres un préstamo? ok, muéstrame esto. Quieres estar en un lugar donde el riesgo sea menor. Entonces, si llega una crisis, sabrás, está bien, podría ralentizarse por un tiempo, pero no vas a perderlo todo".

A dos millas de la casa de Borges, un letrero anuncia Ora by Casa Tua, ahora un estacionamiento, pero pronto serán 460 apartamentos de lujo. Un desarrollador local, Edgardo Defortuna, lo comercializará fuertemente a los latinoamericanos. Durante el año pasado, su fuerza de ventas ha estado viajando regularmente a Colombia y México. La compañía también ha programado cuatro viajes a Brasil, donde los planes de impuestos a los ricos del recién elegido presidente Luiz Inácio Lula da Silva están creando clientes para el desarrollador. Es el mayor interés que ha visto en la región en cuatro décadas de negocios. "Solo hay dos tipos de personas, las que se mudan a Miami y las que quieren mudarse a Miami", dice Defortuna.

El lunes después de que Petro ganó la presidencia de Colombia en junio del año pasado, "ves Colombia, Colombia, Colombia en nuestro informe de ventas, e inmediatamente armamos un viaje de ventas", dice Nick Pérez, vicepresidente senior de Related Group, que ha construido o rehabilitado más de 100.000 apartamentos en el área de Miami. El padre de Pérez, Jorge, nacido de refugiados cubanos y criado en Argentina y Colombia, fundó Related y a menudo se le conoce como el "rey de los condominios" de la ciudad. En cuestión de semanas, los asociados de ventas de Related volaron a Bogotá, presentando proyectos durante los almuerzos en el hotel Four Seasons de la ciudad.

Uno de esos desarrollos, el St. Regis, un proyecto de condominios de 150 unidades en Brickell, está justo al lado de la pintoresca Bahía de Biscayne. Diseñados por el prominente arquitecto Robert A.M. Stern, los apartamentos cuentan con refrigeradores de US$15,000 y cuentan con mayordomos con guantes blancos. Un apartamento de dos dormitorios comienza en US$3,5 millones. A años de su apertura, ya está atrayendo el interés del sur.

En marzo, un comprador de México recorre un apartamento modelo con Catalina Martínez, una agente de bienes raíces de One Sotheby's International Realty. Su cliente, Cristina, quien pidió ser identificada solo por su primer nombre por razones de seguridad, posee apartamentos en todo Miami. Ahora está depositando un depósito en un apartamento de cuatro habitaciones. Será un refugio para su familia si ya no quieren estar en México bajo el régimen de López Obrador. "Nunca se sabe", dice ella. "Podría ser como lo que sucedió en Venezuela".

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Brasil 27/05/2024 Expertos en Brasil estiman aumento de inflación hacia 2026 por encima de lo previsto

El aumento de los precios al consumidor para finales de 2024 y 2025 subió a 3,86% y 3,75%, desde 3,8% y 3,74%, respectivamente, según una encuesta semanal de economistas del banco central

EE.UU. 27/05/2024 Para los talentos del crédito privado, un millón de dólares en el año no es suficiente

La pelea entre Barings y una banda de alto nivel es un despertar para un mercado privado que se vende sobre la base de la confianza y la estabilidad

Industria 26/05/2024 Las ciudades con los mejores ecosistemas para las startups

Aunque las principales ciudades se encuentran en EE.UU., ecosistemas como los de Beijing y Seúl están adquiriendo relevancia