Goldman Sachs se había convertido en el farolillo rojo de los resultados del sector bancario de Estados Unidos en el trimestre

Diario Expansión - Madrid

La crisis del coronavirus está afectando especialmente a los bancos con actividad comercial relevante, ya que el cierre de los negocios y el paro han congelado casi totalmente esta área. En cambio, la volatilidad de los mercados ha impulsado el trading, lo que beneficia a Goldman Sachs.

Aún así, el banco de Wall Street ha recortado un recorte del beneficio de 46% entre enero y marzo, hasta US$1.211 millones. Se trata de una fuerte caída, pero inferior a la de rivales como JPMorgan, que ganó 69% menos. Goldman Sachs apenas ha provisionado US$937 millones para cubrirse ante riesgos de impagos. Los ingresos de la firma se mantuvieron prácticamente planos en US$8.740 millones, gracias al impulso de 28% en el tráding.

El presidente y primer ejecutivo de Goldman Sachs, David Solomon, señaló en la nota que el banco continúa sirviendo a sus clientes “a pesar de la gran volatilidad de los mercados”.

“Nuestra rentabilidad trimestral se vio inevitablemente afectada por el golpe económico. A medida que se arraigan las medidas y las políticas públicas para detener la pandemia estoy firmemente convencido de que nuestra empresa tendrá una buena posición para ayudar a nuestros clientes y nuestras comunidades a recuperarse”, opinó.

En el caso de Bank of America (BofA), los beneficios cayeron 45%, hasta US$4.000 millones, después de las dotaciones extraordinarias de US$3.600 millones para cubrirse ante los riesgos de préstamos fallidos por los estragos del coronavirus.

Los ingresos, por su parte, bajaron 1%, hasta US$22.770 millones, algo por encima de las previsiones. El tráding creció un 22%, hasta US$4.340 millones.

En el caso de Citigroup, el beneficio neto se recortó 46%, afectado por las provisiones de US$4.920 millones que redujeron la ganancia trimestral a US$2.520 millones.

LOS CONTRASTES

  • David SolomonCEO de Goldman Sachs

    “La rentabilidad trimestral se vio inevitablemente afectada por el golpe económico. Estoy convencido de que nuestra empresa tendrá una buena posición para ayudar”.

Los ingresos, en cambio, se elevaron 12%, hasta US$20.730 millones, muy por encima de las previsiones de los analistas y espoleados por la actividad de banca de inversión, que se impulsó 37%.

Con las provisiones de JPMorgan y Wells Fargo anunciadas el martes y que suman casi US$10.000 millones, los grandes bancos de Estados Unidos han dotado ya más de US$19.300 millones para protegerse de la crisis coronavirus. Morgan Stanley presentará hoy los resultados financieros que estarían en línea.