viernes, 14 de diciembre de 2012
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

Agentina anunció ayer que llegó a un acuerdo a tres años con México para reducir en cerca de un tercio sus importaciones de autos libres de aranceles desde el mercado mexicano, en un intento por proteger su superávit comercial.

El Gobierno de la presidenta Cristina Fernández, criticado por inversores y hasta por socios comerciales por su proteccionismo, había suspendido unilateralmente en junio un acuerdo automotor con México que permitía desde el 2003 el libre intercambio de vehículos con algunas restricciones.

Era un secreto pero la presidenta Fernández rompió el silencio y lo anunció. En un acto en la localidad de Benavidez, la mandataria dijo que “se está cerrando un nuevo acuerdo automotriz con México”.

'(El acuerdo) reduce en el monto lo que se importa desde México en alrededor de 33% y pone en marcha nuevamente un flujo de comercio entre México y Argentina”, dijo a una radio desde Ciudad de México la ministra de Industria, Débora Giorgi. Las importaciones sobre ese límite deberán abonar un arancel de 35% o compensar esa compra con una exportación por la misma cifra para evitar el pago, agregó. Se impondría un cupo de US$500 millones al año, lo que significaría una reducción de 30%.

“No es el mejor de todos, pero está muy bien”, afirmaron desde una automotriz que comercia con México. “Esos US$500 millones los reparten en México, por lo que algunas marcas no recibirán finalmente todo lo que quieren, pero es mejor eso y hacer un mix entre unidades con arancel de tipo 0% e importar algunas con el 35%” de arancel externo extra Mercosur.

En el 2011, Argentina tuvo un desequilibro en su intercambio de vehículos con México de casi US$1.000 millones. El país sudamericano lleva adelante una política proteccionista para blindar su superávit comercial, una de las pocas fuentes de divisas para el país.

Argentina había suspendido su acuerdo automotor con México meses después de que hizo lo mismo Brasil, su principal socio en la unión aduanera sudamericana Mercosur. Brasil y México acordaron finalmente en marzo un sistema de cupos para limitar su comercio de autos libres de aranceles. Las firmas instaladas en Argentina que más importan desde México son Volkswagen, Renault, Nissan, Honda y Chrysler.