El gobierno de México no solo debe regular la marihuana: debe ser el principal comprador y vendedor al mayoreo de la droga, propuso el líder de la mayoría en la Cámara Baja, Mario Delgado, en un nuevo proyecto de ley

Bloomberg

Una compañía pública llamada Cannsalud tendría la autorización exclusiva para adquirir cannabis de los productores con permisos y luego venderlo a franquicias autorizadas para vender pequeñas cantidades al público, según el proyecto de ley.

“Con esto no se deja el mercado del cannabis a una regulación autónoma por parte de los particulares, sino que se involucra al Estado como un supervisor constante y controlador de la actividad de esta sustancia dentro de un margen de legalidad que permite garantizar un beneficio para todas y todos”, señala el proyecto de ley.

El partido gobernante de Delgado, Morena, tiene mayorías en ambas cámaras del Congreso, y su intención de impulsar la participación del estado en el comercio de marihuana está en línea con la promesa del presidente Andrés Manuel López Obrador de aumentar la presencia del gobierno en el sector privado. López Obrador ha dicho que la regulación de algunas drogas como la marihuana es posible bajo su administración, pero no está claro si apoyaría a una compañía gubernamental que administre el comercio.

Las personas podrían cultivar hasta seis plantas para uso personal sin permisos, pero Cannsalud sería el vendedor exclusivo de marihuana para la industria farmacéutica, según el proyecto de ley.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, ha dicho que México debería promover otras narrativas, más allá de los programas de televisión que retratan al país como invadido por narcos.