Cayó 7,4% en la Bolsa de Londres

Bloomberg

La directora ejecutiva de GlaxoSmithKline, Emma Walmsley, reforzó una lista delgada de nuevos tratamientos al acordar la compra del fabricante de medicamentos Tesaro Inc. por US$5.100 millones, ganando un lugar en el campo del cáncer por un precio que los analistas consideran alto.

Después de anunciar un acuerdo para pagar US$75 por acción a Tesaro, aproximadamente 62% más que el cierre del viernes de las acciones en los EE. UU., el gigante farmacéutico del Reino Unido tuvo su caída más grande desde 2008. Los analistas no esperan que el fármaco más grande de Tesaro, Zejula, alcance US$1.000 millones en ventas hasta 2023.

Glaxo cayó hasta 7,4% en Londres, eliminando US$7.000 millones en valor de mercado, unos US$2.000 millones más de lo que pagó por Tesaro. La compañía estadounidense ganó hasta 59% en las primeras operaciones de Nueva York.

Walmsley ha estado trabajando para revitalizar una línea mediocre de nuevos medicamentos en Glaxo, seleccionando programas para enfocarse en aquellos que tienen más probabilidades de éxito y trayendo al veterano de la industria Hal Barron para supervisar la investigación. Tesaro complementa la cartera existente de inmunología oncológica de Glaxo, y la compañía podrá identificar a más pacientes para Zejula con pruebas específicas, dijo Barron en una conferencia telefónica.

El acuerdo se produjo pocas horas después de que Glaxo acordara vender una unidad en la India que produce la bebida de leche malteada Horlicks a Unilever por aproximadamente US$3.800 millones, y los acuerdos son un indicador de cómo Walmsley quiere desplegar capital en el mayor fabricante de medicamentos del Reino Unido. Los inversores están mostrando nerviosismo en torno a la estrategia y los niveles de deuda de Glaxo.