.
GLOBOECONOMÍA

Fed probablemente se apegará a subir tasas de interés EE.UU. este año

viernes, 22 de mayo de 2015
Foto: Bloomberg
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Reuters

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, quien hablará el viernes sobre las perspectivas de la economía, se espera que reconozca la debilidad reciente, incluyendo el desempeño casi estancado en los primeros meses del año.

Pero ella, probablemente, también repetirá la visión de que vendrán días mejores tras un debilitamiento temporal y subrayará el crecimiento estable del empleo, manteniendo a la Fed en camino al primer ajuste de su política monetaria en casi una década.

Entrevistas con funcionarios y ex funcionarios de la Fed sugieren que las autoridades no necesitan mucha más evidencia de que la economía puede soportar un modesto aumento inicial de las tasas de interés para septiembre, siempre visto como un momento razonable para actuar.

"No hemos visto una interrupción significativa en el lado del empleo, y la inflación parece que está bastante bien contenida por ahora", a pesar de la ralentización en el primer trimestre, dijo Jeffrey Fuhrer, asesor de políticas de la Fed de Boston.

Alan Blinder, un ex vicepresidente de la Fed, dijo que la combinación de un menor potencial de producción de la economía, preocupaciones sobre la inestabilidad financiera, y el hecho de que la Fed ha sugerido un alza en 2015 hablan a favor de al menos dar el primer paso hacia reducir el estímulo monetario.

"Yo no estaría totalmente sorprendido si la Fed (sube las tasas en) 25 puntos básicos, ya sea en septiembre o diciembre, y luego simplemente se mantiene así por un tiempo para ver qué pasa", dijo Blinder, profesor de economía en la Universidad de Princeton.

El banco central ha mantenido las tasas de interés cerca de cero desde 2008 y ha comprado US$3,5 billones en bonos para sacar a la economía de una recesión que llevó al desempleo hasta un 10%.

El desempleo ahora se ha reducido casi a la mitad y el crecimiento mensual del empleo en lo que va de este año ha promediado 194.000 puestos de trabajo. El jueves, las solicitudes de asistencia por desempleo reforzaron la capacidad de recuperación del mercado laboral.

Aunque la inflación está por debajo del objetivo de la Fed, los precios del petróleo están lejos de sus mínimos y el repunte del dólar ha retrocedido desde los picos que alcanzó en marzo, lo que debería apoyar a los precios en Estados Unidos.

Sin duda, el duro invierno, el dólar fuerte, un conflicto laboral en los puertos y recortes en el gasto del sector energético podrían revelar que la economía en realidad se contrajo en el primer trimestre luego de que unos datos preliminares mostraron que sólo creció un 0,2%.

Parte de ese pesimismo continúa, en momentos en que la debilidad en el gasto del consumidor, la inversión empresarial y un déficit comercial en aumento avivan el temor a que el "despegue" de las tasas de la Fed pueda ser aplazado, posiblemente hasta el próximo año.

Una encuesta de la Fed de Nueva York a operadores primarios mostró que la mayoría aún espera que el banco central suba las tasas de interés este año, pero las expectativas se desplazaron hacia septiembre y diciembre en comparación con el sondeo previo de febrero, donde casi un tercio apostó por un inicio en junio. 

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Chile 23/05/2024 El Banco Central de Chile actuó en línea con las expectativas al recortar las tasas a 6%

El banco tiene margen para seguir recortando, ya que las expectativas inflacionarias siguen ancladas en el objetivo de 3%

Argentina 23/05/2024 En los Andes de Argentina, una creciente apuesta al cobre espera impulso de Milei

Para el sector, las inversiones llegarán cuando haya muestras claras de mejora de la situación macroeconómica de todo el país

Bélgica 24/05/2024 Borrell afirma que algunos países europeos intentan intimidar a los jueces de la CPI

Las acusaciones se remontan a una presión por caso contra primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu y su ministro de defensa