.
SALUD Farmacéuticas se atacan entre ellas en guerra por nuevo mercado
martes, 25 de septiembre de 2018

Pfizer indica que J&J está "claramente intentando influenciar a los pacientes".

Bloomberg

La multimillonaria apuesta de Pfizer Inc. por versiones más baratas de costosos medicamentos biotecnológicos se ha convertido en una polémica a fondo con sus rivales farmacéuticos.

Tanto en tribunales como en presentaciones regulatorias y en línea, Pfizer, con sede en Nueva York, se ha enfrentado a Johnson & Johnson, Amgen Inc. y Roche Holding AG, argumentando que sus competidores están bloqueando el acceso a los productos de Pfizer y desinformando a los pacientes para proteger sus lucrativas franquicias.

En una presentación realizada en agosto ante la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, Pfizer acusó a Amgen y Roche de usar Twitter y otras redes sociales para desorientar a médicos y pacientes sobre la efectividad de los biosimilares.

Un tuit de Amgen que Pfizer mostró a los reguladores estadounidenses señala que los medicamentos biológicos y los biosimilares no son simplemente una comparación entre dos cosas iguales. Y un mensaje de Amgen en YouTube decía a los pacientes: "Cambiar de medicamento no es una buena idea si está funcionando bien en ti", y advirtió acerca de los efectos secundarios o la confusión entre los médicos. Lo "más importante es la seguridad del paciente", señala Amgen en el video.

El debate entre los laboratorios farmacéuticos sobre los medicamentos más baratos se ha estado gestando durante años. En 1984, una histórica ley federal allanó el camino para que floreciera el mercado de medicamentos genéricos simples, haciendo copias de costosos medicamentos de marca disponibles por un costo muy bajo y ahorrando a los consumidores miles de millones. En 2010, se aprobó una nueva ley que buscaba hacer lo mismo con medicamentos biotecnológicos complejos.

Pfizer hizo una gran apuesta por que el mercado de biosimilares prosperaría, comprando en 2015 el laboratorio farmacéutico Hospira por US$17.000 millones, el mayor acuerdo de la compañía con sede en Nueva York en casi una década. El proceso para llevar los medicamentos al mercado se estaba volviendo más transparente, dijo Pfizer en ese momento, y el acuerdo le permitiría a la compañía aprovechar eso.

Eso no ha sucedido, y Pfizer dice que las tácticas de sus rivales son la razón.

Amgen, que produce tanto medicamentos biotecnológicos originales como biosimilares, señaló en un comunicado que desea que el mercado biosimilar tenga éxito, pero para lograrlo se requiere "la confianza de una serie de actores implicados clave", como médicos, aseguradoras y pacientes.

El terreno por el que Pfizer está peleando ahora ayudará a establecer los términos para recompensas más grandes a futuro. Solo menos de un tercio de los US$293.000 millones en ventas anuales de medicamentos biológicos en todo el mundo perderá la protección de patentes para 2023, "dejando la puerta abierta para la competencia de biosimilares", dijo Vamil Divan, analista de Credit Suisse AG que sigue el sector.

Pfizer se ha posicionado como uno de los mayores beneficiarios –la compañía proyectó un mercado mundial de medicamentos biosimilares de US$20.000 millones para 2020– si logra derribar las defensas de sus rivales.

La lucha en torno a los medicamentos biosimilares está enraizada en un concepto llamado intercambiabilidad. Cuando un paciente va a una farmacia con una receta para un medicamento, el farmacéutico puede darle el genérico, ya que sus ingredientes activos son químicamente idénticos. Los fármacos biotecnológicos, sin embargo, son moléculas complejas que proceden de seres vivos, y las nuevas versiones usan el sufijo "-similar" porque no son idénticas.

Eso ha dejado la puerta abierta para que los fabricantes de los medicamentos originales siembren dudas sobre el cambio, presionando a médicos y pacientes a seguir con sus versiones y combatiendo las reglas contra la intercambiabilidad.

En agosto, Pfizer acuso a los sitios web de Amgen y Roche de sembrar dudas sobre los biosimilares en una presentación ante la FDA. Pfizer también señaló que un folleto para pacientes de J&J era un intento de "sembrar dudas y confusión" sobre los biosimilares.

El folleto de J&J está dirigido a pacientes a los que se les pide que cambien su medicamento de marca por uno biosimilar; les dice que le hagan preguntas a su médico como: "¿Debo cambiar mi medicamento?", "Pregúntele a su médico qué opina de mantenerse con Remicade, el medicamento biológico que ambos eligieron".

En su presentación ante la FDA, Pfizer indica que J&J está "claramente intentando influenciar a los pacientes".

J&J indicó en un comunicado que su folleto alienta a los pacientes a tener una opinión sobre su propio tratamiento. Roche sostuvo en un comunicado que los pacientes, junto con sus médicos, deberían poder elegir medicamentos y acceder a "información educativa y datos científicos sólidos".

La FDA dijo en un comunicado a Bloomberg que está revisando la petición.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Perú 26/07/2021 Sebastián Piñera y Evo Morales viajan a Perú para la juramentación de Pedro Castillo

Sebastián Piñera viajará mañana martes 27 de julio y Evo Morales viajó hoy en horas de la mañana para posesión de Castillo en Perú

Salud 24/07/2021 Alemania endurece las reglas para los viajeros no vacunados de España y Países Bajos

La medida llega durante las vacaciones de verano, cuando muchas familias se van de vacaciones a las soleadas playas mediterráneas de España

China 26/07/2021 Acciones de China en EE.UU. borran US$740.000 millones cuando avanza la represión

El índice Nasdaq Golden Dragon China se desplomó un 5,2% el lunes después de que los reguladores de China revelaran una reforma de su sector educativo

MÁS GLOBOECONOMÍA