Ambas empresas ya hicieron la solicitud de revisión de su vacuna a las autoridades de Estados Unidos y ahora la presentan ante Europa

Reuters

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) dijo el martes que si sus expertos han recibido los datos suficientes de las farmacéuticas Pfizer y Moderna sobre sus vacunas de covid-19, la agencia completará ambos procesos de revisión para el 29 de diciembre y el 12 de enero, respectivamente, a más tardar.

Ambas empresas anunciaron el martes que habían presentado solicitudes de aprobación de sus vacunas al regulador europeo de medicamentos.

Pfizer Inc y BioNTech solicitaron al regulador de los medicamentos europeo la autorización condicional de su vacuna contra el covid-19, siguiendo pasos similares dados en Estados Unidos y Reino Unido, dijeron las compañías el martes.

La petición presentada ante la EMA se produce después de que las firmas presentaron el 20 de noviembre la solicitud de aprobación en Estados Unidos, acercándose un paso más al lanzamiento de su vacuna.

En su búsqueda de una distribución en Europa, potencialmente este año, los socios están codo con codo con su rival Moderna , que dijo el lunes que pedirá al regulador continental que recomiende la aprobación condicional para su vacuna.

El laboratorio estadounidense Pfizer y el alemán BioNTech reportaron resultados finales de su ensayo el 18 de noviembre que mostraron que su candidato a vacuna tiene una eficacia de 95% en la prevención del COVID-19, sin problemas importantes de seguridad, elevando la perspectiva de una aprobación en Europa y Estados Unidos en diciembre.

La solicitud europea completa el proceso de revisión, que comenzó el 6 de octubre ante la EMA.

El gobierno británico dijo la semana pasada que los socios entregaron los datos de sus ensayos clínicos a la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido.

El mismo procedimiento lo hizo Moderna, la compañía publicó los análisis de su ensayo clínico de Fase 3 en los que indicó que su vacuna contra el virus tiene una efectividad del 94,1% para evitar contagios y no que generó problemas graves de salud.

Moderna ya ha pedido la autorización para administrar su vacuna a los reguladores de salud de Estados Unidos.