La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Daniel Pacheco Sáenz - danielpachecosaenz@gmail.com

La conclusión de un reciente estudio del Departamento de Energía de Estados Unidos podría abrirle el camino a un cambio de paradigma en el mercado global del gas natural. El estudio concluyó que “en todos los escenarios, se proyecta que Estados Unidos obtendría beneficios económicos netos” de exportación de gas natural licuado (GNL). La entrada de la primera economía mundial al mercado exportador, según varios expertos consultados por LR, sería un paso importante para convertir al gas natural en un “commodity”, un bien comerciado globalmente, lo que redibujaría las fronteras energéticas actuales.

Los ojos de toda la industria estaban sobre este estudio. El presidente Barack Obama lo citó como una fuente de peso a la hora decidir si permitiría mayores exportaciones de GNL hacia otros países, por ahora limitadas a una sola planta.

La publicación del estudio no ha llegado sin polémica. Empresas que se han beneficiado de los precios bajos del gas natural doméstico, como Dow Chemical, advirtieron que abrir un mercado de exportaciones incrementaría los precios locales del gas, para la industria y los servicios públicos.

 Sin embargo, según el Departamento de Energía, el cual admite que el precio del gas podría subir hasta 25% y algunos sectores perderían, el grueso de la sociedad ganaría por los empleos creados en la construcción de las nuevas plantas de licuefacción y los US$47.000 millones en nuevos ingresos, que según el reporte, entrarían a la economía para el 2020.   

Bill Cooper, Presidente del Centro de GNL, una asociación líder del sector, le explicó a LR que en su substancia el reporte no trae sorpresa, “sin embargo, el hecho de que el gobierno finalmente lo hubiera publicado, es un paso de procedimiento importantísimo”. Para Cooper ahora será muy difícil para el gobierno federal poner freno a varios proyectos que piden pista en el país para construir al menos tres nuevas plantas de GNL, que cuando estén en pleno funcionamiento, podrían exportar el equivalente a más de un tercio del gas que se consume internamente.

Ramón Espinasa, investigador líder del Banco Interamericano de Desarrollo en gas y petróleo, advirtió que la masificación del gas natural como un commodity está aún a “varios lustros” al menos. Sin embargo, la entrada de Estados Unidos al mercado exportador, según Espinasa, “sería un paso importante para un mercado mundial del gas natural y sin duda bajarían los precios”.

El obstáculo fundamental a superar es el costo del transporte del gas. En su estado licuado, el GNL puede ser transportado en grandes barcos, como el petróleo. Sin embargo, además de la planta para licuarlo, en el lugar de origen, es necesaria otra planta para gasificarlo, una vez llega a su destino. Esto implicaría inversiones de capital enormes, que solo se justifican con economías de escala.

Por eso Alexis Arthur, investigadora del Diálogo Interamericano, advierte sobre la moda que rodea al gas natural, y que también a llegado a América Latina. “Existe una tendencia de copiar las modas energéticas, sin embargo las dificultades técnicas y políticas en América Latina son enormes para pensar en insertarse en el mercado global de GNL”.

Habrá gas para los próximos 200 años, según la AIE

Hace 5 años la Agencia Internacional de Energía (AIE) calculaba que el gas natural se acabaría en 50 o 60 años. Ahora el gas de esquisto, y otras formas de gas no convencional, explotables con tecnologías como el ‘fracking’, han ampliado ese estimativo a 200 años. En el 2009 la cantidad recuperable del gas, según la AIE pasó de 400 a 850 trillones de metro cúbicos. Países como Estados Unidos, Venezuela, China, Brasil y Argentina incrementaron en más del 50% sus reservas.  Para el 2030, el gas natural igualará al carbón y al petróleo como fuentes de producción de energía en el mundo.

La opinión

Bill Richardson

Ex gobernador de Nuevo México y ex secretario de energía

“El gas natural es el futuro. El fracking es factible si hay transparencia sobre qué tipo de químicos se utilizan. La ciencia se debe sobreponer a la política”

.