La entidad lanza 10 proyecciones cada año de eventos improbables que podrían afectar el mercado. Este año se cumplió que Donald Trump fuera derrotado

Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

¿Alguna vez ha pensado en qué es lo peor que podría pasar? Eventos que parecen salir de una película, como una pandemia apareciendo de la nada a principio de la década, bueno, Saxo Bank lo ha hecho por años; pero no basado en fantasías o predicciones mágicas, sino en eventos que podrían ocurrir de forma coherente, afectando las finanzas a nivel mundial. Estos sucesos basados en la teoría de los ‘Cisnes negros’.

ARTÍCULO RELACIONADO

Cisnes negros

La empresa danesa presenta 10 cisnes negros cada año y en los últimos cinco, Estados Unidos ha sido el protagonista, con 18% de los eventos relacionados. Para este año, por ejemplo, se había previsto que Donald Trump perdiera las elecciones y en su lugar quedara un candidato demócrata. Este es hasta el momento el único cisne que se ha cumplido.

“En los últimos cinco años los principales cisnes negros han estado atados a las decisiones un poco polémicas del presidente de EE.UU. Donald Trump en diferentes áreas. En EE.UU. en la medida en que estos eventos se ratifiquen incrementa la aversión al riesgo de los mercados”, comentó Raúl Moreno, director de estrategias de Global Securities explicando la concurrencia de temas relacionados con la política estadounidense.

Otros de los eventos hablaba de programas de inversión pública en infraestructura, e incluso, de la creación de un impuesto americano para todos los productos extranjeros. Para 2019, uno de los cisnes de Saxo Bank era que Trump despidiera Jerome Powell de la Reserva Federal (Fed), algo que no ocurrió.

El petróleo también es uno de los temas constantes y más de 10% de las predicciones han estado relacionadas con su cotización que se ha calculado en US$100 por barril para 2016; también ha estado la pérdida de independencia de la Fed.

Este año se puso como cisne negro un aumento de la demanda de petróleo en Asia, al igual que una caída en la cotización de las farmacéuticas de hasta 50%, dos hechos que se vieron imposibilitados por la llegada del covid-19, que a pesar de no ser previsto por Saxo Bank, algunos analistas consideran otro cisne negro en la lista.

“Algo que es muy importante con los cisnes negros es, luego de ocurrido, poder medir cuál sería el impacto, por eso la situación del covid-19 ha generado tan alta volatilidad, porque la diferencia del covid-19 con los otros eventos ha sido que hasta el día de hoy no hemos logrado medir la totalidad del impacto”, añadió Moreno.

Lo que pasa al interior de la Unión Europea también podría ser una causal de varios cisnes negros, en los últimos años, 8% de las previsiones de Saxo Bank se han enfocado en esta región. El más reciente proyectaba que el Brexit sería un éxito y que Hungría dejaría la UE. Sin embargo, los países continúan en conversaciones tensas que podrían continuar hasta el próximo año.

LOS CONTRASTES

  • Fernando ChacónAnalista económico

    “Hay aspectos que no están bajo la mirada o control de nadie, las predicciones, expectativas deben ser tomadas mejor como posibles escenarios que como supuestos”.

  • Raúl MorenoDirector de estrategias Global Securities

    “El hecho de que los mercados no los tengan dentro del radar hace que sea difícil medir cuál sería su impacto, estos eventos generan son volatilidad sobre los mercados”.

El papel de las tecnológicas en los mercados también ha sido tema de cisne en 8% en los casos en el quinquenio. Para 2020, se esperaba una baja en los robots; para 2019, una oferta de Apple sobre Tesla; 2018; Tencent desbancando a Apple del primer lugar del sector; y en 2016, más unicornios en el Silicon Valley.

Otros de los cisnes negros han sido el cambio climático, el Bitcoin, el comportamiento de China y la búsqueda de la igualdad social como sucesos que podrían cambiar por completo el panorama y, según comenta el analista económico, Fernando Chacón, este tipo de información, podría usarse a la hora de hacer inversiones.

“Se le debería asignar una probabilidad de ocurrencia a cada escenario y tener una expectativa de cómo podría impactar al mercado cada uno, así durante el año se puede ir calibrando dichas probabilidades”, concluyó Chacón.

Lo impredecible es cada vez más probable

Este año se ha debatido si la pandemia es o no un cisne negro, sin embargo, Nassim Nicholas Taleb, conocido por acuñar el término, comentó que su intención no era establecer “un cliché para cualquier cosa mala que sorprenda” y que la pandemia sí era predecible, recoge el New Yorker.

El medio también comentó que si bien Taleb dice que su profesión es la “probabilidad”, su vocación está demostrando cómo lo impredecible es cada vez más probable. Ahora, los actores del mercado esperan el nuevo reporte de Saxo Bank con los cisnes negros para 2021, que podrían conocerse en las próximas semanas.