Alrededor de 7% de los trabajadores de los países de la Ocde trabaja más de 50 horas por semana, según un estudio

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Un informe publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) sobre cómo es la vida en la actualidad respecto a 2010 reveló que 3% de los colombianos tiene baja satisfacción con la vida y 11% dijo que no tienen amigos o familiares a quiénes recurrir en tiempos de necesidad.

El estudio también resaltó que los colombianos tienen una expectativa de vida de 74,6 años, frente al promedio de la Ocde que se ubicó en 80,5 años. Sobre este resultado, Daniel Castellanos, analista económico explicó que “la expectativa de vida va relacionada con el nivel de desarrollo de los países, por lo que es usual que el promedio de los países de la Ocde sea más alto en este aspecto, ya que la mayoría son más desarrollados que Colombia”.

Además de los aspectos anteriores, el estudio resaltó que 25,9% de los empleados en Colombia suelen trabajar más de 50 horas por semana, mientras que en los países de la Ocde es solo 7%. Esto se debe a que “el sistema laboral colombiano está diseñado sobre la disposición horaria que supera el promedio de países de la Ocde derivando en ausencia de articulación vida familiar - vida laboral y conexión con estándares de productividad que definan el gobierno del tiempo de trabajo a través de ejercicios de diálogo social”, dijo Iván Daniel Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario.

LOS CONTRASTES

  • Iván Daniel JaramilloInves. del observatorio Laboral de la Universidad del Rosario

    “El sistema laboral colombiano está diseñado sobre la disposición horaria que supera el promedio de países de la Ocde derivando en ausencia de articulación vida familiar y la vida laboral”.

  • Daniel CastellanosAnalista económico

    “Las expectativas de vida están relacionadas con el nivel de desarrollo de los países, por lo que es usual que el promedio de la Ocde sea más alto que el resultado de Colombia”.

A pesar de que Colombia está por debajo del promedio de los países de la Ocde en varios aspectos analizados, en la publicación también se destaca que en una escala de cero a 10, el promedio de satisfacción con la vida en Colombia es de 8,3, mientas que en la Ocde es de 7,4.

Acerca de este resultado, Juan Pablo Granada, presidente Customer Index Value (CIV), explicó que para entender un poco este resultado, no hay que perder de vista que los países que conforman la Ocde son en su mayoría los de la comunidad económica, algunos países nórdicos y otros del tercer mundo, que son los más recientes. Por ello, “países como Turquía y Grecia son algunos de los que obtienen bajos resultados en estas mediciones debido a la crisis económica que han vivido, mientras que naciones como Suiza tienen otras calificaciones más altas”, dijo.

Además de lo anterior, Granada añadió que la calificación superior de Colombia frente al promedio de la Ocde en este aspecto se puede explicar con base en un tema cultural, ya que los países del trópico suelen ser menos exigentes en cuanto a niveles de satisfacción. “También tocaría ver en qué momento se llevó a cabo la medición, ya que el índice del sector bancario se cayó y el índice de confianza del consumidor sigue en terreno negativo”, añadió el experto.

Otros resultados
El estudio de casi una década concluyó que en los países de la Ocde, 36% correría el riesgo de caer en la pobreza si tuvieron que renunciar a tres meses de sus ingresos, 17% de los hogares pobres gastan más de 40% de sus ingresos en costos de vivienda y 14% no están satisfechos con cómo pasar su tiempo.

Otros de los resultados que destacó José Ángel Gurría, secretario general de la Ocde, durante la presentación del estudio fue que 12% de la población vive en relación pobreza de ingresos, 9% de los hogares pobres gastan más de 40% de sus ingresos en costos de vivienda y las muertes por asalto son 2,4 por cada 100.000 personas.

Teniendo en cuenta estos resultados, el secretario general de la Ocde aseguró que a pesar de que esta última edición muestra que la vida en general ha mejorado para muchas personas en los países de la Ocde en los últimos 10 años, las desigualdades persisten y la inseguridad, la desesperación y la desconexión afectan a una parte significativa de la población hoy en día.

La preocupación sobre la desigualdad que plante Gurría se evidencia en que las personas que se ubican en el rango de 20% superior de la distribución del ingreso ganan cinco veces más que las personas en que están en el rango 20% inferior. En 18 países de la Ocde para los que hay datos disponibles, hombres y mujeres con educación universitaria puede esperar vivir 7,6 años y 4,8 años más, respectivamente, que aquellos con solo primaria educación.

Además de las preocupaciones anteriores, el estudio destaca que “están surgiendo amenazas para el bienestar futuro en los sistemas naturales, económicos y sociales”.

Entre los peligros que se destacan en el estudio sobresale el que tiene que ver con los problemas que enfrenta el medio ambiente. Según el documento, “las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero derivadas del uso de energía alcanzaron su nivel más alto en la historia 2018. En casi la mitad de los países de la Ocde, hay más especies en peligro de extinción que en 2010. Las energías renovables representan solo el 10,5% de la combinación energética de la Ocde”.

En términos económicos, el aspecto que más llama la atención de la medición es que “la deuda de los hogares en casi dos tercios de la Ocde excede a los hogares anuales disponibles. Los ingresos y se ha profundizado en un tercio de los estados miembros desde 2010”, concluyó el documento que también reseñó que menos de la mitad de la población en los países de la Ocde confía en sus instituciones (43%).

Los países del informe que ganaron y perdieron en algunos aspectos
De acuerdo con el estudio de la Ocde, “Islandia, Alemania, Grecia y el Reino Unido están comenzando a estabilizarse, habiendo ganado al menos nueve meses de esperanza de vida adicional entre 2010 y 2017. En los Estados Unidos, donde ya está por debajo del promedio de la Ocde en 78,6 años, no ha habido ganancias netas en la esperanza de vida durante este tiempo”. Además, la publicación resalta que “Colombia, Portugal y Turquía han resistido a la tendencia general de empeorar los puntajes en las pruebas de ciencias de Pisa”.