jueves, 13 de octubre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Expansión - Madrid

El máximo responsable ejecutivo de Inditex ocupa la tercera posición, tras Lars Rebien Sørensen, primer ejecutivo de la farmacéutica Novo Nordisk, y Martin Sorrell, del grupo de marketing y publicidad WPP.

La clasificación se elabora anualmente con los que se consideran los cien mejores consejeros delegados del mundo, teniendo en cuenta una multitud de parámetros, como la rentabilidad total para el accionista o los cambios en la capitalización bursátil.

En el ranking aparecen este año, además de Pablo Isla, otros tres españoles: Florentino Pérez, presidente de ACS y del Real Madrid; Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola e Íñigo Meirás, primer ejecutivo de Ferrovial.

Florentino Pérez repite en el puesto número 13, y Meirás ocupa la posición número 63. Sánchez Galán, que el pasado año no aparecía, este año figura en el puesto 28.

Isla, en declaraciones recogidas por HBR, explicó como está “aprendiendo poco a poco a ser menos racional y más emocional”, porque “motivar a la gente y generar un sentido de espíritu dentro de una empresa son partes esenciales del papel del primer ejecutivo”.

Hay que “apelar a las emociones de nuestros empleados para ayudar a crear un entorno en el que puedan innovar”, comentó. 

Desde su lanzamiento, en 2010, la filosofía de la clasificación de HBR se ha mantenido sin cambios: los líderes empresariales deben ser juzgados por los resultados que producen en todo su mandato, y la evaluación debe basarse en datos objetivos, no en opiniones subjetivas.

Además de variables financieras y económicas, con el tiempo se han ido introduciendo criterios adicionales como la conducta de las compañías en materia de medio ambiente, la responsabilidad social corporativa y el buen gobierno.

Del total de empresas, 16 tienen sede fuera de su país de nacimiento. Más de 20 ejecutivos tienen un MBA, y 24 de ellos tienen una licenciatura en ingeniería.