El colapso de los precios está repercutiendo en toda la industria petrolera. Los exploradores de crudo cerraron el 13% de la flota

Bloomberg

El petróleo se desplomó por debajo de US$15 por barril en Nueva York, un nuevo mínimo de 21 años, a medida que los inventarios se disparan debido al desajuste de oferta y demanda creado por el Covid-19.

El contrato más inmediato de West Texas Intermediate cayó hasta 22% a US$14,19 por barril. Si bien una parte importante de la recesión se debe a que el contrato de futuros de mayo expira el martes, el colapso refleja un exceso de petróleo de rápido crecimiento y la acumulación de existencias rápidamente en Cushing, Oklahoma, el centro de precios estadounidense.

A medida que los futuros del WTI se han desplomado, se ha abierto un descuento de casi US$9 por barril al contrato de junio, al que ahora se ha transferido la mayoría de las operaciones. Los compradores en Texas están ofreciendo tan poco como US$2 por barril para algunas corrientes de petróleo, lo que aumenta la posibilidad de que los productores estadounidenses pronto tengan que pagar a los clientes para que les quiten el crudo, particularmente cuando los productores sin litoral luchan por encontrar casas para su petróleo.

Los 9,7 millones de barriles diarios de recortes de producción acordados por la Opep + palidecen en comparación con este telón de fondo. China informó su primera contracción económica en décadas el viernes, una indicación de lo que vendrá en otras economías importantes que aún no han surgido de los bloqueos provocados por el Covid-19. Sin embargo, hubo algunos signos de optimismo, ya que las tasas de mortalidad disminuyeron en Nueva York y en algunos de los países europeos más afectados.

"No hay límite a la baja de los precios cuando los inventarios y las tuberías están llenos", tuiteó el administrador de fondos de cobertura Pierre Andurand. “Los precios negativos son posibles. No estoy diciendo que sucederá. Si lo hace, duraría muy poco ".

A pesar de la debilidad de los precios principales, los inversores minoristas están devolviendo dinero al espacio petrolero. El ETF del US Oil Fund registró entradas récord de US$ 552 millones el viernes, llevando las entradas totales la semana pasada a US$1.600 millones . El fondo dijo la semana pasada que trasladaría algunas de sus participaciones en el WTI al contrato de julio, citando condiciones regulatorias y de mercado .

El colapso de los precios está repercutiendo en toda la industria petrolera. Los exploradores de crudo cerraron 13% de la flota de perforación de EE.UU. La semana pasada debido a que el exceso de crudo en todo el mundo estimuló la reducción drástica de costos y las cancelaciones de proyectos entre los perforadores.

"Los cierres estadounidenses están ganando ritmo, pero no lo suficientemente rápido como para evitar que el almacenamiento se llene al máximo", dijo Paul Horsnell, jefe de productos de Standard Chartered.

Francisco Lloreda, presidente de la ACP, aseguró en La FM, que la reducción de los precios del petróleo están teniendo una afectación a nivel mundial. "Se estima que ha caído en 30 millones de barriles, es decir 30%. La capacidad de almacenamiento empieza a coparse, eso es lo que está sucediendo con el mercado del WTI. Es cuestión de días o semanas de que ocurra lo mismo con la referencia Brent. El problema es que no hay quién lo compre. Esto nos va a llevar a cerrar campos de manera masiva".

En Colombia, el consumo de combustible de pasajeros de carga se ha reducido en 70%, mientras que el combustible de aviación se ha reducido más de 85%.

Aseguró además que, “en este momento el panorama es desolador, pues no hay dónde almacenar crudo y en el caso de Colombia, tenemos posos cerrados”.

El presidente de la ACP también se refirió a lo que podría suceder el próximo año en los precios del petróleo por causa del Covid-19 , " hoy estamos teniendo una caída de 6.000 barriles días y para el próximo año esto se va a traducir en que el Gobierno va a dejar de recibir entre $12 billones y $15 billones".