.
ENERGÍA El petróleo corta su rally con un nuevo desplome en los Estados Unidos
lunes, 4 de mayo de 2020

Las subidas superiores incluso al 20% la semana pasada dan lugar hoy a un correctivo que se acerca por momentos al 10% en el barril tipo West Texas

Diario Expansión - Madrid

La remontada del precio del crudo se trunca con las crecientes tensiones entre EE.UU y China como principal obstáculo. El tono más duro en las acusaciones de la Casa Blanca a China sobre el origen del coronavirus pone sobre la mesa un resurgir de las disputas comerciales. La guerra de aranceles se convirtió en uno de los principales factores bajistas en la cotización del petróleo en 2019

Las dos potencias firmaron una tregua comercial justo antes del estallido de la crisis desatada por el coronavirus, y esta tregua se ve amenazada ahora por el clima de hostilidad de la Casa Blanca hacia China. En pleno año electoral en EE.UU, y con la economía estadounidense dañada por los efectos del coronavirus, los inversores temen que Donald Trump relance su ofensiva comercial contra China.

Una nueva oleada de aranceles debilitaría el comercio justo en un momento en el que la economía mundial intenta recuperarse del efecto devastador provocado por la crisis del coronavirus. Sus efectos podrían extenderse al mercado del petróleo en forma de una recuperación más lenta de la demanda de crudo.

Los operadores del mercado del petróleo recogen parte de las plusvalías obtenidas durante la semana pasada, cuando los planes de desescalada en Europa y EE.UU aceleraron la remontada del precio del crudo.

El barril de Brent, de referencia en Europa, corta la subida del 23% acumulada la semana pasada. En sus caídas se repliega hasta los 25 dólares.

Los descensos vuelven a ser mucho más pronunciados en la cotización del barril tipo West Texas, de referencia en EE.UU. El rally del 17% de la semana pasada da lugar a caídas que se acercan por momentos al 10%. Su precio vuelve a alejarse de la barrera de los 20 dólares, y en sus mínimos cae hasta los 18 dólares.

A pesar del correctivo de hoy, su cotización se aleja de los precios negativos con los que llegó a cotizar el barril tipo West Texas coincidiendo con el vencimiento de los contratos para entrega en mayo.

Las caídas se moderan con la entrada en vigor de los recortes de producción aprobados por la denominada Opep+ (los países de la Opep más aliados como Rusia). En su acuerdo para adoptar un recorte histórico de producción establecieron aplicar este descenso a partir del 1 de mayo. Al margen de la Opep+, y como consecuencia del desplome de la demanda, las dos mayores petroleras de EEUU, Exxon y Chevron, plantean recortes conjuntos de unos 800.000 barriles al día.

Goldman, alcista para 2021
Los recortes de producción adoptados por la Opep+, junto a la progresiva recuperación de la demanda, son dos de los principales argumentos que utiliza Goldman Sachs para revisar al alza sus previsiones sobre el precio del petróleo para 2021.

Una de las firmas más influyentes en el mercado del petróleo eleva su estimación sobre el barril de Brent para el próximo ejercicio desde los 52,50 hasta los US$55,63. Este nivel supondría duplicar con creces su cotización actual.

Los analistas de Goldman Sachs ajustan también al alza su previsión para 2021 sobre el barril tipo West Texas, desde los 48,50 hasta los US$51,38.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Estados Unidos 09/04/2021 Acciones de Archegos se volvieron a invertir después de golpe de US$194.000 millones

Compañías vieron un total de US$194.000 millones en valor de mercado borrado cuando los bancos cancelaron las apuestas

Hacienda 11/04/2021 El "mano a mano" entre Andrés Arauz y Guillermo Lasso por la presidencia de Ecuador

Candidatos llegan al día de votaciones de segunda vuelta con una diferencia de dos puntos porcentuales en intención de voto

Estados Unidos 12/04/2021 La ciudad de Nueva York abrió un centro de vacunación exclusivo en Times Square

El centro se inauguró con el propósito de atender a los trabajadores del cine, la televisión y el teatro, e impulsar la industria de las artes

MÁS GLOBOECONOMÍA