Los bancos mundialmente conocidos HSBC y Deutsche Bank fueron vinculados en un escándalo de lavado de dineros

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

Esta semana, como resultado de una investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (Icij, por sus siglas en inglés), salió a la luz un escándalo de corrupción y lavado de activos que vincularía a grandes bancos del mundo, entre esos están el Hsbc, Deutsche Bank e ING.

Según el Icij, los bancos habrían omitido sus controles de prevención de lavado de activos y de financiamiento al terrorismo, con lo que se habrían realizado operaciones con dineros de procedencia ilícita.

Para el especialista de la banca, Alfredo Barragán, “es sumamente importante dejar clara esta situación, porque al ser bancos líderes mundiales que atienden y aportan a las economías deben dar ejemplo”.

LOS CONTRASTES

  • Alfredo BarragánEspecialista de la Banca de la Universidad de Los Andes

    “Los bancos no pueden olvidar su relevancia en la buena salud de la economía y de sus clientes. Son referentes muy confiables y esta situación es una alerta para que no pierdan rumbo”.

Frente a esta problemática, el panel de Responsabilidad Financiera internacional, Transparencia e Integridad (Facti Panel por sus siglas en inglés) realizó un informe en el que se piden reformas urgentes en el sector y una cooperación fiscal global.

La entidad calcula que cada año los gobiernos estarían perdiendo cerca de US$500.000 millones por la transferencia de lucros por parte de las empresas; habría más de US$7 billones en fortunas privadas escondidas en paraísos fiscales.

Además, se estima que 10% del PIB mundial estaría representado en activos financieros offshore, y 2,7% representaría el blanqueo de capitales, es decir, unos US$1,6 billones.

“La corrupción y la evasión fiscal son desenfrenados. Muchos bancos están confabulados y muchos gobiernos están estancados en el pasado. A todos nos están robando, especialmente a los pobres del mundo”, dijo Dalia Grybauskaitė, copresidente del Panel Facti.

El Facti Panel señaló que los gobiernos tienen que hacer más esfuerzos para combatir grandes problemáticas como el abuso fiscal y la corrupción.

Un hecho que preocupa a los miembros de la organización es que millonarias cantidades de dinero de los bancos, que podría beneficiar a personas pobres, se están drenando en los delitos financieros.

Frente a esto, el Panel dijo que los controles financieros globales no han seguido el ritmo de un mundo globalizado y digital y que ahí está el problema.