RIPE:
DIARIO FINANCIERO

Google y Facebook compiten intensamente en la venta de anuncios y entre los dos aglutinan más de la mitad del mercado a escala mundial

Diario Financiero

Facebook Inc y Google, los dos mayores exponentes de la publicidad en Internet, usaron una serie de acuerdos para consolidar su posición en el mercado de forma ilegal, según han alegado Texas y otros nueve estados de Estados Unidos en una demanda contra la filial de Alphabet presentada el miércoles.
Google y Facebook compiten intensamente en la venta de anuncios en Internet y entre los dos aglutinan más de la mitad del mercado a escala mundial.

Según la demanda presentada, estos dos gigantes, mediante un acuerdo anunciado en 2018, pactaron dar a los clientes que se anunciaban en Facebook la opción de colocar anuncios dentro de la red de socios certificados de Google. La misma demanda sostiene que altos directivos de ambas empresas firmaron este acuerdo.

Un ejemplo sería el de un blog sobre zapatillas de deporte que utiliza las herramientas de Google para vender publicidad que podría terminar generando ingresos de un distribuidor de calzado que contrató anuncios en Facebook.

Google acordó asociaciones similares con otras empresas de publicidad en el marco de sus esfuerzos por mantener la cuota de mercado, una operación denominada internamente como Proyecto Jedi, según dijo una fuente con conocimiento directo del asunto.

Pero lo que Google no hizo público es que le concediera a Facebook un trato preferente, según la denuncia presentada, algo que provocó que la red social aceptara retirar el apoyo prestado a otras herramientas de software competidoras desarrolladas para neutralizar el poder de mercado amasado por Google.

Los estados que han presentado la demanda aducen que Facebook recibió varios beneficios, incluyendo el acceso a los datos de Google y excepciones en las políticas que permitieron a sus clientes colocar injustamente más anuncios que los clientes de otros socios con los que cuenta Google.

El portavoz de Google, Peter Schottenfels, calificó de inexactas las acusaciones sobre esta asociación en curso y dijo que Facebook no recibe datos especiales. Facebook no respondió a las solicitudes de comentarios.

En la denuncia también se alega que ambos gigantes tecnológicos se han dedicado a fijar el precio de los anuncios y que han seguido cooperando, aunque en la redacción no quedaba claro cómo y cuándo las empresas habrían supuestamente utilizado su "acuerdo de asignación de mercados".

No obstante, sí se menciona que "dado el alcance y la naturaleza extensiva de la cooperación entre las dos empresas, Google y Facebook eran muy conscientes de que su acuerdo podía desencadenar violaciones de las normas antimonopolio. Las dos empresas discutieron, negociaron y celebraron la forma en que cooperarían entre sí".

Los estados no acusaron a Facebook de haber cometido algún delito en la denuncia.