.
GLOBOECONOMÍA

Deuda empresarial, el punto débil de los emergentes ante el Brexit

sábado, 9 de julio de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Expansión - Madrid

El esloti polaco, el florín húngaro y el rand sudafricano registraron algunos de los mayores movimientos. A medida que la fecha del referendo se acercaba y los mercados empezaban a ver que la probabilidad del ‘Brexit’ era mayor de lo que originalmente pensaban, el dólar se disparó. Si a eso se suma el aumento registrado en el último año, la divisa estadounidense se ha apreciado 9,4% respecto a la mayoría de las monedas de mercados emergentes.

El Fondo Monetario Internacional señala que el valor del dólar está ya entre 10% y 20% por encima de lo que las condiciones económicas justifican, y es probable que un largo período de incertidumbre ligado al ‘Brexit’, haga que suba más. Es también probable que la volatilidad de las monedas de países emergentes no desaparezca a corto plazo.

Debido a que se abarata el precio de los productos en el exterior e impulsa las exportaciones, la depreciación de una moneda puede ayudar a la economía de un país. Esta teoría funciona mejor cuando hay una demanda mundial de bienes, pero en los últimos años el crecimiento se ha desacelerado, arrastrando consigo al comercio internacional. Una depreciación también estimula la inflación, que puede ser un dolor de cabeza en momentos en que los bancos centrales quieren recortar las tasas para estimular el crecimiento pero sienten la presión para elevarlas para evitar alzas de precios.

El mayor riesgo, sin embargo, es la exposición a la deuda. A medida que las monedas de los países emergentes caen y el dólar sube, su carga efectiva de deuda crece y el pago de los intereses se hace mucho más costoso. En la última década, la deuda en dólares de los emergentes se ha triplicado. El aumento fue impulsado por una era sin precedentes de tasas de interés ultrabajas y la compra de bonos por la Reserva Federal. 

 Desde 2010 hasta septiembre de 2015, según el Instituto de Finanzas Internacionales, los inversores volcaron más de US$1.000 millones en bonos de mercados emergentes. 10% de esa suma fue a Brasil. Las firmas de los países en desarrollo se endeudaron a tasas bajas gracias al dinero barato con el que los bancos  intentaron reanimar las economías tras la crisis de 2008.

Gracias a ese crédito, los mercados emergentes se convirtieron en los motores del crecimiento mundial. Entre 2004 y 2014, las empresas de los países en desarrollo cuadruplicaron su endeudamiento, desde los US$4.000 millones hasta US$18 millones. Después de la lenta recuperación tras la avalancha de rebajas de calificación de deuda soberana posterior a la crisis, la calidad del crédito de esos países está volviendo a deteriorarse rápidamente.

La opinión

Orlando Santiago

Gerente de Fénix Valor

“El Brexit tomó a todos los mercados por sorpresa. Es normal que se genere nerviosismo hasta que se estabilice el país”

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

EE.UU. 11/06/2024 Estados Unidos evalúa imponer más restricciones a China para acceder a chips de IA

Las medidas que se están discutiendo limitarían la capacidad de China para utilizar una arquitectura de chip de vanguardia para la inteligencia artificial

Francia 14/06/2024 Bolsas en Europa caen por temor de los mercados a una "crisis financiera" en Francia

El índice CAC 40 de la Bolsa de París cayó 2,6%, el ministro de Economía teme que la crisis política se escale al ámbito financiero

Italia 14/06/2024 Líderes del Grupo de los 7, G7, lanzan iniciativa para la seguridad alimentaria mundial

La Iniciativa de Apulia sobre Sistemas Alimentarios del G7 tendrá como objetivo "superar las barreras estructurales a la seguridad alimentaria y la nutrición"