La República Más
RIPE:
GESTIÓN

Juan Carlos Requejo, viceministro de Trabajo, adelantó que se alista un proyecto de ley para incluir algunas mejoras al trabajo remoto como el derecho a la desconexión

Gestión - Lima

Una de las novedades que anunció el nuevo ministro de Trabajo, Martin Ruggiero, tras tomar el cargo -a fines de julio- es la de extender la vigencia de la modalidad de trabajo remoto hasta fin de año.

Ante ello, desde este sector se alista la presentación de una propuesta legislativa para incluir algunas mejoras en esta forma de trabajo, entre las que se destaca la inclusión del derecho a la desconexión laboral.

“El trabajo remoto forma parte de la reactivación económica. Esta es una modalidad laboral que evitar que suban el número de contagios y además aumenta la productividad y concilia la vida familiar con el trabajo. Ante ello -como anunció el ministro- viene su extensión y algunos temas adicionales”, explicó el viceministro de Trabajo, Juan Carlos Requejo.

¿Qué temas adicionales se van a añadir?
En concreto -dijo- se evalúa la posibilidad de la presentación de un proyecto de ley para mejorar su operatividad.

“La idea es darles algunas mejoras como la inclusión del derecho a la desconexión que es importante -básicamente- así como algunos temas relacionados a la ergonomía para cautelar la salud y bienestar de los trabajadores, aunque todavía son materia de trabajo y una vez que lo tengamos listo, se darán mayores detalles”, afirmó a Gestión.pe

En ese sentido, mencionó que hacia la última semana de agosto se tendría lista la propuesta.

“Ahorita estamos trabajando en la extensión (de trabajo remoto) la que como dijo el ministro sería hasta fin de año aunque vamos a tratar de que sea un plazo mayor, pero -en un primer momento- será hasta fin de año”, puntualizó.

Qué es la desconexión laboral
El laboralista Brian Ávalos indicó que se entiende como el derecho a la desconexión como el tiempo -fuera de la jornada laboral- en la que los trabajadores no deberían recibir trabajo ni efectuar el mismo.

“Justamente las críticas en lo referido al trabajo remoto han venido por el hecho de que los trabajadores están constantemente conectadas y lo que sucede es que la conexión permanente afecta el derecho al ocio y a disfrutar del descanso correspondiente. Es decir, si tu tienes una jornada laboral que empieza a las 9 de la mañana y termina a las 5 de la tarde y estar recibiendo correos en la noche o en la madrugada podría generar una afectación al trabajador y complicar su derecho al ocio”, detalló.

Gamarra en riesgo de perder más del 50% de su masa empresarial y laboral a nes del 2020 No obstante, el abogado consideró que no es el momento adecuado para regularlo dado el escenario complicado a raíz del COVID-19.

“En este momento, lo que se requiere -por un lado- es la protección de los trabajadores y por otro, el impulso económico. No es el momento adecuada, pero sí es importante que se evalúe y discuta. La norma no debería salir si no es producto de un debate, tomando en cuenta que el derecho a la desconexión laboral tiene una serie de aristas que deberían tomarse en cuenta”, subrayó.

Como -indicó- el hecho de que existan trabajadores que presten sus servicios para otros países que tienen otro tipo de jornada laboral.

“Se debería analizar los límites a esta desconexión. Por ejemplo, tener algunas excepciones como la prestación con otras latitudes así como algunos límites para la coordinación porque una cosa es desconectarse y otra tener algún tipo de coordinación por emergencia”, puntualizó.

Ávalos anotó que si es que se va a regular el derecho a la desconexión se deberían incluir algunas excepciones como el trabajo con otros países y algunos límites en la coordinación fuera de la jornada laboral. “Esos serían los puntos claves”.

Dato: En el Perú, algunas empresas ya incluyen dentro de su política el derecho a la desconexión como es el caso de Telefónica (Movistar). En declaraciones a este diario Dennis Fernández, vicepresidente del Segmento B2B de Movistar, dijo que se estableció un acuerdo con los trabajadores.

Lea la nota original aquí.