El tema de Berkshire es “un problema grave”, dijo el presidente interino, Pedro Guimarães

Bloomberg

La reaseguradora brasileña que hizo afirmaciones falsas sobre una inversión de Berkshire Hathaway Inc. ahora tiene dificultades para contener las consecuencias.

El director ejecutivo y el jefe de finanzas de IRB Brasil Resseguros SA renunciaron el miércoles por la noche, pocos días después de que su presidente hiciera lo mismo. En una improvisada conferencia telefónica el jueves, sus reemplazos provisionales intentaron calmar a los inversionistas y dejar atrás el drama que desde hace un mes ha provocado la pérdida de más de la mitad de su valor de mercado, alrededor de US$5.300 millones hasta el cierre del miércoles.

El tema de Berkshire es “un problema grave”, dijo el presidente interino, Pedro Guimarães, que agregó que la junta de IRB actuó rápidamente en el cambio de administración y que se llevará a cabo una investigación interna. “No toleramos y nunca toleraremos ningún tipo de irregularidad”.

Las acciones de IRB han bajado en caída libre desde el 2 de febrero, cuando el vendedor en corto Squadra Investimentos dio a conocer un informe de 150 páginas en el que revelaba una posición bajista y cuestionaba las cifras de ganancias de IRB. La gerencia de IRB comenzó a tranquilizar a los inversionistas a través de conferencias telefónicas, asegurándoles que todo estaba bien, para luego presentar esa supuesta participación de Berkshire como prueba, según analistas presentes en la conferencia e informes de los medios locales. No es verdad, dijo esta semana la empresa holding de Warren Buffett, y las acciones volvieron a caer.

“Berkshire Hathaway Inc. no es actualmente accionista de IRB, nunca ha sido accionista de IRB y no tiene intención de ser accionista de IRB”, indicó Berkshire el martes en un comunicado.

Salida de ejecutivos
IRB anunció en un documento regulatorio la salida del director ejecutivo de la firma, José Cardoso, y su director financiero, Fernando Passos, e informó que Werner Suffert, exmiembro de la junta, asumió como director financiero y como director ejecutivo interino. El presidente, Ivan Monteiro, renunció el 28 de febrero. Su reemplazo interino, Guimarães, es el director ejecutivo del banco estatal Caixa Econômica Federal.

Después de la conferencia del jueves, IRB Brasil inicialmente subió hasta 5,8% antes de que esos avances se eliminaran. Esto sigue una caída de 32% registrada el miércoles después de la negación de Berkshire.

Si bien es bastante común en otras partes del mundo, es raro en Brasil que los vendedores en corto apunten públicamente a una compañía específica y expliquen sus fundamentos con tanto detalle como lo hizo Squadra en su informe.

Squadra, con 4.200 millones de reales (US$917 millones) en activos bajo administración, indicó que IRB incluía casos extraordinarios en sus cifras de ingresos antes de impuestos recurrentes.

La brasileña Eleven Financial Research indicó en un informe que participó en una conferencia telefónica que IRB realizó el lunes en la que ejecutivos aseguraron que Berkshire Hathaway International Insurance Ltd. había aumentado su participación, y hablaron de una relación cercana con el vicepresidente de operaciones de seguros de Berkshire, Ajit Jain. El periódico Valor Econômico publicó las declaraciones.

“En la prensa brasileña se ha dicho recientemente que Berkshire Hathaway Inc. es accionista de IRB Brasil Re”, sostuvo Berkshire en el comunicado. “Esa información es incorrecta”.

Analistas de Citigroup Inc. rebajaron el miércoles la calificación de la acción y Bank of America la puso en revisión. La acción nunca tuvo una calificación de venta de los analistas desde su oferta pública inicial, en 2017.