.
GLOBOECONOMÍA De la borrasca política a la borrasca económica
miércoles, 6 de marzo de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Marcel Hofstetter

El reciente fallecimiento del presidente de Venezuela Hugo Chávez ha colocado al país vecino en una difícil situación tanto política como económica.

En la esfera política, se vislumbra una polarización radical entre el Partido Socialista Unido de Venezuela, y la oposición encabezada por Henrique Capriles, sin descartar que se puedan presentar divisiones internas al interior de ambos partidos, elementos que contribuirían a incrementar la crispación.

El ganador de los comicios deberá enfrentar una oposición de la mitad de la población, así como previsibles inestabilidades al interior de los propios partidos.

Ahora bien, alrededor del difícil entorno político que deja la desaparición del Presidente Chávez, los fundamentales macroeconómicos muestran signos de deterioro.

Las previsiones de crecimiento económico giran alrededor del 2%, cifra insuficiente para garantizar el bienestar de la población. El modelo de desarrollo está basado en rentas petroleras, en detrimento del sector privado no petrolero que no ha logrado potenciar la inversión. Las políticas socialistas han dejado un aparato productivo con muy poca capacidad de ser competitivo a nivel internacional, presentando un rezago estructural.

Adicionalmente, la inflación se ubica por encima del 30% y el déficit fiscal como porcentaje del producto interno bruto sobrepasa el 15%. Esto implica que el nuevo mandatario, en aras de evitar el colapso de la economía deberá tomar una serie de políticas poco populares.

La primera medida consistiría en controlar el gasto público, lo que redundará en menores subsidios y asistencias sociales. Un costo político y social enorme, para un país acostumbrado en la última década a vivir de la asistencia del Estado. Esta política impactará el ritmo de crecimiento económico, agudizando la enfermedad, y por lo tanto, el tiempo de ajuste.

La variable que podría ayudar a estabilizar la economía es la inversión privada, sin embargo es poco probable que los grandes capitales retornen en corto plazo, unido a que las políticas socialistas han despreciado la formación de capital como motor de desarrollo.

Esta borrasca económica contribuirá a enardecer el clima político y la propia gobernabilidad, así como el estado mental de la población que es el principal pilar de la expansión económica.

Esta difícil situación impactará de manera directa en la actividad comercial con Colombia. Es poco probable que se incrementen las exportaciones de bienes y servicios en los próximos meses. Esto urge una reorientación en la estrategia productiva y comercial. Los exportadores en alianza con el sector público han de buscar nuevos mercados y motivar la creación de nuevos productos con mayor valor agregado. Las inminentes dificultades constituyen un reto para avanzar, y para generar nuevas estrategias empresariales que coloquen a Colombia en la senda del verdadero desarrollo.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Perú 17/06/2021 Alimentos procesados tendrán dificultades para ingresar a Perú desde julio, advierte la CCL

Se exige que las advertencias publicitarias estén impresas en los envases de los productos. El control empezará a partir del 1 de julio

Estados Unidos 20/06/2021 Casa Blanca anuncia que Joe Biden se reunirá con el presidente afgano Ashraf Ghani

Estados Unidos ha comenzado a retirar las tropas de Afganistán, así como a cerrar algunas bases y entregarlas al gobierno afgano

MÁS GLOBOECONOMÍA