La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Alexandra Ruiz Castillo - aruiz@larepublica.com.co

Sin embargo, a pesar de que este es un  histórico paso en las relaciones diplomáticas entre ambos países, muchos inversionistas se preguntan si vale o no la pena invertir en la Gran Antilla.  Según el análisis realizado por Carlos Alberto Montaner, en el diario El País de España, estas serían algunas de las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de emprender negocios en la isla, tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos.

Fortalezas
Cuba ha sido líder entre los estados partidarios del sistema político conocido como “socialismo del siglo XXI”, creando una atmósfera de triunfalismo sobre su futuro económico. Incluso,  algunas cancillerías de la Unión Europea y el Vaticano ven con buenos ojos el proceso por el que está pasando la Isla. 

Oportunidades
Para Montaner, los sectores que en los que más oportunidades se vislumbran son el de la construcción y la producción de alimentos, especialmente en la industria  azucarera. También para el turismo, que podría crecer cuatro veces más de la cifra actual, y  la industria farmacéutica o el de las franquicias. Se cree que hay una gran oportunidad para marcas como Zara o incluso McDonald’s.       

 De hecho, Fabio Sánchez, profesor e investigador en relaciones internacionales de la Universidad Sergio Arboleda, cree que el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los países “va a facilitar el interés e inversión en la Isla, pero no se debe olvidar que algunas empresas europeas ya hacen presencia desde hace algunos años, por ejemplo las cadenas hoteleras y los fabricantes de automóviles”.

Debilidades 
Quizás la debilidad más grande que se encuentra para llevar a cabo inversiones en el país, es el hecho de que Cuba no pretende realizar ningún cambio substancial de régimen. Más bien, lo que está intentado es instaurar un “Capitalismo Militar de Estado”, que por ende exalta la planificación centralizada sobre el mercado.  Todo esto además de aspectos como que el país carece de reservas sustanciales y de créditos, y tienen el menor poder adquisitivo per cápita de Hispanoamérica (US$24 es el salario mínimo).   Para Sánchez, todavía existen otros temas incómodos que deberán resolver como el de presos políticos y devolución de la tierra expropiada.

Amenazas 
A la incertidumbre que genera el no saber qué pasara con la estabilidad política cuando los hasta ahora líderes Fidel y Raúl Castro desaparezcan, se le suma el hecho de que muy probablemente el embargo no se logre levantar durante el actual periodo presidencial. 

 Para los expertos, que los tres marines que plegaron la bandera en 1961, volvieran a elevarla en día de ayer, no es más que un acto simbólico, que no dará lugar al desembargo económico antes de 2017.  “EE.UU. quiere ampliar su influencia en la región y hacer contrapeso a los intereses de Rusia y China, sin embargo el levantamiento permanente de las sanciones económicas no será un realidad en el corto plazo”. Así lo aseguró Julián Huertas, docente de derecho internacional de la Universidad de La Sabana. 

EE.UU. iza la bandera de la rendición
El precandidato republicano a la Presidencia, Marco Rubio, señaló que Barack Obama se ha ocupado de proteger a los opresores, mas no a los oprimidos. Rubio aseguró que de llegar a la presidencia, exigirá al gobierno cubano que instituya reformas políticas y de derechos humanos, y que colocará nuevamente a la Gran Antilla en la lista de los estados que auspician el terrorismo hasta que deje de “ayudar a Corea del Norte a evadir las sanciones”. Sus colegas demócratas concuerdan que lo que se está haciendo es alzar la bandera blanca de la rendición de todos los principios de EE.UU. 

Las opiniones

Julián Huertas
Docente de Derecho Internacional de la Universidad de La Sabana 
“A pesar de que a primera vista este es un tema bilateral entre Cuba y Estados Unidos, izar la bandera tiene efectos políticos y económicos, a nivel regional e internacional”. 

Fabio Sánchez Cabarcas
Profesor e investigador en Relaciones Internacionales U. Sergio Arboleda

“Hay temas incómodos que se deben resolver como el de los presos políticos, DD.HH., transición a la democracia y devolución de tierra expropiada hace más de 50 años”.