La Unión Europea activó en el país un proyecto piloto de comercio sostenible

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

La directora para América Latina y el Caribe de Cooperación Internacional y Desarrollo de la Unión Europea, Jolita Butkeviciene, estuvo en el país para concretar una apretada agenda que incluye acuerdos en materia de desarrollo social y económico, según indicó, independientemente de si se concreta pronto el ingreso de Colombia a la Ocde.

¿Cuáles fueron los objetivos de su visita a Colombia?
Como conclusión de mi visita puedo reafirmar que Colombia y la UE son socios estratégicos de largo aliento y vamos a seguir trabajando para fortalecer esta alianza en temas de medio ambiente y cambio climático, paz y estabilidad, crecimiento sostenible y género, entre otros. La UE está convencida que Colombia tiene un grandísimo potencial y puede llegar a ser un ejemplo para el mundo, un modelo de cómo un país puede desarrollarse con equidad preservando sus riquezas naturales. Nuestro fin común es promover ese modelo, para mostrarle al mundo entero que la biodiversidad puede ser también un activo económico y una fuente de equidad social.

¿Qué visitó en Colombia?
Estoy muy feliz con lo que vi y hablé durante la visita. Estuve en el Amazonas, conociendo las oportunidades de desarrollo para esa región y reiterando el apoyo de la Unión Europea al Pacto de Leticia. Con el Consejero Emilio Archila, lideramos el comité estratégico del Fondo Europeo para la Paz. También hemos tenido reflexiones estratégicas en temas tan importantes como migraciones, igualdad de género, apoyo al sector privado, cooperación digital. Igualmente,  he podido verificar que se han cumplido en totalidad las metas de nuestros apoyo a los sectores de agricultura, ambiente y comercio. Esto ha permitido que la UE este año desembolse un total de 13 millones de euros (unos $45.500 millones) para los tres sectores.

¿Cuánto invierte en general la UE en el tema de apoyo a las políticas de desarrollo de Colombia?
La UE tiene en curso programas de cooperación por 275 millones de euros, más de $960.000 millones. En esta visita, anuncié el arranque de proyectos: 30 millones de euros ($105.000 millones) para el desarrollo rural sostenible (con los Ministerios de Ambiente y Agricultura); 30 millones de euros para la paz y estabilidad, enfocados a la reincorporación de excombatientes y la implementación de los Pdet; 10 millones de euros ($35.000 millones) para la integración socio económica de los migrantes venezolanos y las comunidades que los reciben. Igualmente, firmamos con el ministro José Manuel Restrepo, un proyecto piloto de un millón de euros ($3.500 millones) de comercio sostenible para las microempresas.

¿Qué ventajas puede tener Colombia ante la UE cuando ingrese a la Ocde en 2020?
El compromiso de la UE en el fortalecimiento de su relación con Colombia es claro. El dialogo político y el acuerdo de libre comercio se ven reforzados por programas de cooperación bilateral muy ambiciosos, como el apoyo que la UE presta a la consolidación de la paz. Al mismo tiempo Colombia es un socio fundamental en la implementación de los programas de cooperación regional con América Latina en ámbitos de cohesión social, crecimiento inclusivo, respuesta al cambio climático o seguridad. Las oportunidades de cooperación entre la UE y Colombia no se vinculan al proceso de adhesión de Colombia a la Ocde. Como UE, estamos seguros de que contamos con la complicidad y compromiso de Colombia en nuestros esfuerzos de cooperación.

LOS CONTRASTES

  • Carlos Sepúlveda Decano de Economía de la U. del Rosario

    “Al entrar a la Ocde, nos obliga a compararnos y a ver qué es lo que estamos haciendo bien o mal. Entramos con una brecha importante, pero la podemos mejorar”.

¿Colombia es una economía sólida para la UE?
Tras la crisis económica que Colombia vivió entre 2016-2018, el país muestra una senda de recuperación económica, con tasas de crecimiento consolidadas en torno a 3%, un déficit público controlado y conforme a la regla fiscal, una inflación moderada y una deuda exterior sostenible. Si bien, en el medio plazo, el país debe seguir apostando por una agenda reformadora para enfrentar dos desafíos principales: subir la productividad y reducir la elevada inequidad. Una política económica centrada en la búsqueda de la eficiencia del gasto público con un foco en los más pobres, unido a un sistema impositivo que asegure la competitividad de las empresas pero que, al mismo tiempo, logre reducir la desigualdad, entre otros, nos parecen elementos claves para el desarrollo futuro del país.

¿En qué consiste el nuevo Programa de Comercio Sostenible que pactó con el ministro José Manuel Restrepo?
Desde la Unión Europea queremos contribuir a la transformación hacia una economía verde inclusiva que genere crecimiento, cree empleos y ayude a reducir la pobreza mediante la gestión sostenible del capital natural. Este proyecto con el Ministerio de Comercio y la Cámara de Comercio de Bogotá busca precisamente apoyar a las empresas para que reduzcan su impacto en el medio ambiente y encuentren oportunidades de negocio en la gestión eficiente de los recursos a través de estrategias de economía circular.

Con este proyecto mostramos que existe una vía para el crecimiento amigable con el medio ambiente. Invitamos a todos los sectores económicos a que se junten a este esfuerzo de sostenibilidad, a los consumidores a que busquen productos "verdes", a la academia a que promueva la innovación en este sentido. El desarrollo sostenible es una posibilidad, pero todos debemos empujar en esa misma dirección.