miércoles, 19 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

El gobierno de Cataluña aprobó un decreto ley para la creación de un impuesto sobre los depósitos de las entidades de crédito, que entrará hoy en vigor y supone todo un desafío a Mariano Rajoy. El Gobierno había creado esta misma tasa para evitar que cada autonomía cree sus propios tributos y creen disfunciones en el sector.

El Ejecutivo atribuye su decisión a la “necesaria consecución de las medidas de reequilibrio adoptadas” por Cataluña para cumplir con los objetivos de déficit, y la medida entrará en vigor mañana mismo. El gobierno de Artur Mas defiende que el Tribunal Constitucional avaló que las comunidades autónomas puedan crear su propia tasa a los depósitos bancarios. Este impuesto solo aplicará para los bancos en la región catalana.