RIPE:
EXPANSIÓN

Johnson ha indicado que a partir del 1 de junio se podrán reunir en espacios abiertos hasta seis personas de diferentes familias

Expansión - Madrid

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha anunciado esta tarde que Reino Unido comienza oficialmente la fase de desescalada tras cumplir los cinco requisitos que el Gobierno se marcó hace semanas para marcar el fin del confinamiento.

Las cinco condiciones requeridas eran asegurar que el NHS (sistema de Salud) no estaba colapsado; caída en el número de muertos; caída en el nivel de infectados; resolver problemas operativos y evitar un segundo ciclo de contagios.

Johnson ha indicado que a partir del 1 de junio se podrán reunir en espacios abiertos (incluidos parques y jardines) hasta seis personas de diferentes familias, siempre que mantengan la distancia social de 2 metros.

Las escuelas de Primaria del país también abrirán sus puertas a partir del lunes, aunque únicamente para los niños de Reception, Year 1 y Year 6 (4, 5 y 10 años, respectivamente). En las escuelas de Secundaria, las aulas abrirán el próximo 15 de junio para los alumnos de Year 10 y Year 12 (15 y 17 años).

Algunos comercios también abrirán el lunes, como es el caso de los concesionarios de coches, mientras que otros lo podrán hacer a partir del 15 de junio, dependiendo de cómo evolucione el nivel de contagio en todo el país.

Por su parte, la Premier League (la liga de fútbol británica) ha anunciado que volverá a la actividad el 17 de junio, en un intento por proteger a los clubs de pérdidas de hasta 500 millones de libras debido a la crisis provocada por la pandemia. Los 20 equipos aprobaron comenzar los partidos el día 17 empezando con partidos como el Manchester City contra el Arsenal.

En estos momentos, el ratio de infección del coronavirus en Reino Unido está por debajo de 1 (entre 0,7 y 0,9), lo que supone que levantar las restricciones tiene todavía bastante riesgo. Cuando el ratio supera el nivel de 1 se considera que la pandemia puede desbordarse de nuevo.

Johnson, que ha comparecido en rueda de prensa, ha tenido que enfrentarse, de nuevo, a las preguntas de los periodistas sobre el conocido como caso Cummings, que ha puesto en jaque al Gobierno y ha debilitado tremendamente la popularidad del primer ministro. Dominic Cummings, asesor estrella de Johnson e ideólogo del Brexit, rompió las normas del confinamiento cuando se trasladó con su esposa e hijo a más de 400 km de Londres en plena pandemia para llegar a casa de sus padres.

Aunque Cummings alegó que lo hizo para proteger a su hijo, temiendo que él y su esposa estaban enfermos de coronavirus, no pidió disculpas en su comparecencia pública ni reconoció ningún error. Hoy, la policía de Durham, el lugar donde vive la familia de Cummings, ha indicado que el asesor de Johnson quebrantó las normas, al irse de excusión a un castillo a 30 km de la casa familiar, también en plena pandemia.

Johnson ha intentado escabullirse de las preguntas y ha evitado que los dos asesores científicos que le acompañan en las ruedas de prensa contestaran a las cuestiones de los periodistas, interesado s en saber cómo iba a afectar en la población el incumplimiento de las normas por parte de los políticos del propio Gobierno.