Una voz de la cabina del Boeing 737 MAX pidió subir a 14.000 pies sobre el nivel del mar -6.400 pies sobre el aeropuerto- pero desapareció del radar a los 10.800 pies,

Reuters

El vuelo 302 de Ethiopian Airlines, que se estrelló y dejó 157 personas muertas, tenía una velocidad inusualmente alta después del despegue, antes de que los pilotos reportaran problemas y pidieran permiso para elevarse rápidamente, dijo una fuente que ha escuchado las grabaciones del control de tráfico aéreo.

Una voz de la cabina del Boeing 737 MAX pidió subir a 14.000 pies sobre el nivel del mar -6.400 pies sobre el aeropuerto- pero desapareció del radar a los 10.800 pies, dijo la fuente bajo condición de anonimato porque la grabación es parte de una investigación en curso.

Antes de desaparecer, el avión comenzó a girar a la derecha para regresar al aeropuerto debido a lo que el piloto describió como problemas de control de vuelo, agregó la fuente.

Poco antes de la maniobra, el controlador de tráfico aéreo había estado en comunicación con otra aeronave cuando la voz del vuelo 302 de Ethiopian Airlines lo interrumpió, diciendo “corte, corte”, indicando que otras comunicaciones no urgentes debían cesar. El piloto sonaba muy asustado, afirmó la fuente.

Los investigadores no estuvieron disponibles de inmediato para realizar comentarios.