.
HACIENDA

Autos y tecnología, los sectores más afectados con aranceles a México

sábado, 1 de junio de 2019

La sorpresiva medida que anunció el presidente de EE.UU. Donald Trump el jueves en la noche afecta a alrededor de 80% de las exportaciones mexicanas

Nicolás Mayorga Patarroyo

La semana pasada, el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó que México tendría varias oportunidades comerciales en medio de la guerra arancelaria entre Estados Unidos y China. Sin embargo, en cuestión de días, esto parece esfumarse tras el anuncio del presidente Donald Trump de imponer tributos de 5% a todas las importaciones de ese país.

La decisión entraría en vigencia el 10 de junio y el arancel podría incrementarse hasta 25% y la medida se mantendría hasta cuando, según el mandatario estadounidense, los inmigrantes ilegales provenientes de México dejen de ingresar al país.

Las reacciones en el comportamiento económico no se hicieron esperar, pues las acciones de General Motors Co. y Ford Motor Co. cayeron 3% al comienzo de la jornada del viernes, al igual que las principales bolsas mundiales registraron descensos de más de 1%.

Vehículos, partes de automotores, tecnología, maquinaria y petróleo son los sectores que más se verán afectados con la medida arancelaria, pues son los más exportados de México hacia EE.UU., país que el año pasado importó un total de US$345.000 millones en productos de su país vecino.

En el primer trimestre de 2019, según cifras de Banxico, México exportó US$34.237 millones en productos del sector automotor; US$15.731 millones, en equipos y aparatos eléctricos y electrónicos; y la maquinaria y equipos para diferentes sectores industriales fueron exportados en US$15.102. De estas exportaciones, 79,9% fueron a Estados Unidos; 3,21%, a Canadá; y Alemania recibió 1,57%.

Las preocupaciones no son solo para los productores mexicanos, ya que desde Business Roundatable, un grupo que reúne a los directores ejecutivos de algunas de las empresas estadounidenses más grandes, le solicitó a Trump no imponer estos aranceles, porque afectaría las perspectivas el acuerdo comercial entre México, EE.UU. y Canadá (T-MEC) y “socavaría el comercio libres de aranceles en América del Norte, que respalda a más de 12 millones de empleos”.

José Ignacio Martínez, coordinador del Laboratorio de Análisis de Comercio, Economía y Negocios de la Unam, explicó que el mercado de Estados Unidos representa en materia de exportaciones alrededor de 26,12% del PIB de México; de ahí la importancia de EE.UU.

“El arancel de Trump empujaría a la economía mexicana hacia una recesión porque habría una importante reducción en el sector industrial y los estados manufactureros resentirían esa caída y agudizarían el desempleo, que aumentó 3,4% en marzo y 3,6% en abril”, sostuvo Martínez.

LOS CONTRASTES

  • José Ignacio MartínezCoordinador del Laboratorio de Análisis de Comercio, Economía y Negocios de la Unam

    El arancel empujaría a la economía mexicana hacia una recesión, porque habría una importante reducción en el sector industrial y los estados manufactureros resentirían esa caída

  • Olga SalamancaDirectora de Defensa y Política Comercial de Araújo Ibarra

    La medida arancelaria de Trump genera incertidumbre en el mercado, el clima de los negocios se enrarece y esto conlleva a un incremento en los costos de producción y en los precios finales

La moneda mexicana también experimentaría un negativo comportamiento, ya que, si no se resuelve esta tensión comercial, habría una fuerte presión cambiaria en la relación peso mexicano-dólar, en la que la moneda estadounidense superaría el umbral de los 20 pesos.

Julián Cárdenas, economista de Estrategia de Ahorro e Inversión de Protección, indicó que lo curioso de esta tensión comercial es que aumentará los costos de los productos que importa Estados Unidos desde México, pero que son producidos por empresas estadounidenses, lo que terminaría afectando colateralmente a la economía del país dirigido por Trump.

El arancel no solo afectaría a las empresas, sino también a los ciudadanos estadounidenses, ya que al incrementarse los costos de los productos que son importados, se genera un alza en el valor de los mismos que termina pagándolo el bolsillo de los consumidores. “La medida genera una gran incertidumbre en el mercado, el clima de los negocios se enrarece y esto conlleva a un incremento en costos de producción y en los precios finales para el consumidor de Estados Unidos”, afirmó Olga Salamanca, directora de Defensa y Política comercial de la consultora internacional Araújo Ibarra.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard, quien habló con el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, dijo que se fijó una cumbre para el miércoles en Washington para tratar de “resolver el diferendo de EE.UU. con nuestro país”.

Medida impacta a colombia

Al igual que sucede con la guerra arancelaria entre EE.UU. y China, la tensión con México abre dos caminos para Colombia: aprovechar la oportunidad de suplir la demanda de productos que aumentarían su valor o sufrir la posible llegada de productos mexicanos al mercado nacional, según lo explicó Salamanca.

Los empresarios podrían aumentar su mercado, ya que, como lo dio a conocer la Cámara Colombo-Americana (AmCham), hay más de 700 productos que podrían suplir la demanda que ha dejado las tensiones con China, sin contar las oportunidades que dejan las vicisitudes con México.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Bolsas 14/04/2024 Tensiones entre Israel e Irán corren el riesgo de crear aumento en demanda del dólar

Los datos de inflación de Estados Unidos amortiguaron las apuestas sobre los recortes de las tasas, generando que la batalla contra la fortaleza del dólar continúe

Brasil 11/04/2024 Acusaciones a H&M y Zara por presuntos vínculos con deforestación ilegal en Brasil

Aparentemente, los proveedores brasileños estarían relacionados con condenas por corrupción y multas por deforestación ilegal

Unión Europea 12/04/2024 El brazo crediticio de UE aprobará cambio para aumentar la financiación de Defensa

Los cambios en la definición significan que las empresas tienen más margen para utilizar la línea de crédito para defensa y el banco renunciará al requisito de que los proyectos de doble uso obtengan más del 50% de sus ingresos previstos del uso civil