A cierre de este jueves, el país suramericano alcanzó 1.690.006 de casos de coronavirus en todo el país, con 44.122 muertos

Lina Vargas Vega - lvargas@larepublica.com.co

El Gobierno argentino anunció el viernes que por decreto sugiere a los gobiernos provinciales que adopten las medidas necesarias para restringir la actividad en horarios nocturnos, ante el crecimiento de casos de contagio de covid-19 en momentos en que muchas personas se encuentran en sus vacaciones del verano austral.

El decreto "lo que hace es detallar cuáles son esos indicadores epidemiológicos a la hora de tomar medidas de restricción de circulación para bajar los contagios", dijo el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en conferencia de prensa.

"Tenemos que ser muy conscientes de la situación en la que estamos porque todavía falta mucho camino por recorrer", agregó, delegando a cada provincia las medidas que consideren de acuerdo a sus propias necesidades.

Al jueves, se alcanzó 1.690.006 de casos de coronavirus en todo el país, con 44.122 muertos. Los datos estadísticos muestran que los contagios diarios más que se duplicaron tras las fiestas de fin de año y en medio de las vacaciones estivales, que llevaron a más gente a concentrarse en ciudades turísticas.

"Lo que se hace a nivel nacional es fijar pautas y alertar sobre los riesgos futuros, pero luego (...) quienes deben aplicar las medidas son las autoridades provinciales y las autoridades locales. Hoy están facultados, hoy estamos avanzando un poco más en describir cuál es ese detalle de peligro en aumentos de contagios que está surgiendo en muchas provincias de nuestro país", afirmó Cafiero.

El ministro de Turismo, Matías Lammens, dijo que "la temporada de verano sigue", mientras que la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, señaló en la misma conferencia que "los casos aumentaron en los últimos 15 días y por eso se plantea restringir la circulación nocturna. La nocturnidad es el foco de contagios".

Las playas atlánticas en la provincia de Buenos Aires, la más grande del país, se colmaron de gente en los primeros días del año, con muchos turistas sin usar máscaras faciales y sin respetar el distanciamiento social.

Argentina inició una temprana y estricta cuarentena a mediados de marzo último, que luego fue flexibilizando. El cierre de industrias y comercios para contener la pandemia profundizaron la crisis económica de la tercera economía más grande de la región, que terminó el 2020 con un tercer año consecutivo de recesión.

"Este es un momento bisagra, cuando estamos comenzando a vacunar. Esto es una circunstancia que se vive en todo el mundo y Argentina no es la excepción. Falta mucho camino por recorrer", dijo Cafiero.