RIPE:
DIARIO FINANCIERO

La gigante del comercio electrónico mira con interés el banco de terrenos que manejan los centros comerciales en Santiago

Diario Financiero - Santiago

La gigante del comercio electrónico Amazon sigue sumando opciones para concretar su mentado ingreso a Chile con un centro de distribución propio. Ahora, según varias fuentes consultadas que piden reserva, ejecutivos de la compañía estadounidense tomaron contacto con los propietarios de algunas de las principales cadenas de centros comerciales del país.

El objetivo de estas conversaciones ha sido ver la posibilidad de que Amazon tome (ya sea vía arriendo o compra) alguno de los terrenos que los operadores de malls no utilizan en Santiago y ahí, eventualmente, instalar un centro de distribución.

Las mismas fuentes consultadas destacan que la compañía también ha tomado contacto con varios de los principales agentes inmobiliarios del país para ver otras alternativas de terrenos, siempre en Santiago.

En todo caso, todo se habría ralentizado producto de la pandemia, aunque expertos del comercio electrónico chileno destacan que la industria creció a tasas inéditas por la crisis sanitaria. Las cuarentenas dejaron a un porcentaje importante del país en sus casas, lo que llevó a un fuerte aumento del comercio vía internet.

De hecho, se estima que las cifras actuales de ventas online en el país se esperaban recién para 2023, es decir, las proyecciones se adelantaron al menos tres años.

Dado esto, afirman las fuentes consultadas, se abrió una gran oportunidad para que Amazon concrete su arribo al país de manera directa, pues hasta ahora solo permite la compra vía web con despachos internacionales, principalmente desde su centro en Miami, Estados Unidos.

La competencia

Los planes de Amazon en la región se mantienen bajo absoluta reserva. A fines del año pasado, la compañía inicio su operación de venta directa en Brasil, desde su nuevo centro de distribución en Sao Paulo, y anunció el desarrollo de otro en el norte del gigante Sudamericano.

El siguiente paso es un misterio, pero ha trascendido que la compañía busca también recalar directamente en Chile.

Una de las opciones que se barajan es que Amazon desarrolle un centro logístico para reducir los tiempos entre que llega un producto en avión hasta que se despacha a la casa del cliente final. El sistema se denomina cross dock, que permite transferir los embarques que llegan en avión hasta un centro de distribución extraportuario, evitando todo el taco que se genera en Aduana del principal terminal aéreo nacional.

Lea el artículo completo aquí.