sábado, 8 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

Durante el 2012, el índice de Bloomberg sobre los hombres más ricos del mundo, le cobró su puesto al multimillonario Warren Buffett. En su lugar, Amancio Ortega, la máxima cabeza del Grupo Indetex, se ubicó como el tercer hombre más rico del mundo, ascendiendo dos puestos en los últimos 6 meses, gracias a que la riqueza del dueño de Zara fue la que más crecióene este año, al agregar US$18.400 millones más.

De acuerdo con el ranking de Bloomberg, este empresario español de 76 años ha logrado consolidar una fortuna de más de US$53.600 millones, frente a los US$34.500 millones registrados en junio (51% más). 
 
Por su parte, Buffett, quien a mediados del año registró una fortuna superior a los US$ 44.300 millones, cerró el año con una riqueza cercana a US$46.900 millones. Y aunque sus ingresos aumentaron en los últimos seis meses, las movidas empresariales del líder nacido en  Nebraska, no fueron suficientes para superar a Ortega.
 
Éste, por su parte, ha desarrollado un imperio que principalmente es reconocido por la marca de moda Zara, la cual, luego de haber iniciado con una tienda en su propia casa, durante la década de los 70, actualmente cuenta con más de 1.600 puntos de venta en 85 países. Parte de este éxito ha estado en el modelo retail que la empresa ha creado, renovando su catálogo durante cortos plazos y ofreciendo calidad a bajos precios. 
 
Para Ricardo Gaitán, experto en marcas y empresas, la estrategia de Ortega, que consistió en “posicionar un producto con calidad y sofisticación en un mercado con poder adquisitivo medio” permitió al empresario distribuir la marca Zara de forma mundial. 
 
Esta sería tal vez una de las principales razones por las cuales Ortega será recordado: “él vio que la moda tiene que ser accesible, no solo para una pequeña élite”, señaló a Bloomberg Covadonga O’shea, periodista española y autora de la biografía oficial del empresario. 
 
Hoy por hoy, este empresario es dueño del 59% de Indetex, grupo que también es representante de otras marcas mundiales como Pull & Bear, Massino Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho y Uterqüe, las cuales son comercializadas en más de 90 países en todos los continentes. 
 
Otra de las movidas que se dieron en el ranking fue el descenso del Ingvar Kamprad, presidente de la compañía retail, Ikea. El empresario pasó del cuarto al quinto puesto, mientras que Lawrence Ellison, líder del Oracle, bajó dos puestos, pasando del sexto al octavo lugar. 
 
Pero no todos bajaron. David Koch, miembro del imperio Koch Industries, subió un puesto, hasta el séptimo lugar.  
 
Por su parte, el empresario mexicano Carlos Slim ha mantenido su posición privilegiada como el hombre más rico del mundo con una fortuna de US$77.500 millones y un ingreso de US$15.600 millones, hasta octubre. Al propietario de América Móvil le sigue el estadounidense Bill Gates, fundador de Microsoft, y cuya fortuna neta llegó a US$64.000 millones, mientras que su ingreso a octubre cerró en US$8.700 millones, de acuerdo con el ranking de Bloomberg. 
 
Las principales compañías de retail en el mundo
 
El ranking de Bloomberg también permitió establecer las principales compañías de retail del mundo, de acuerdo con la fortuna de los empresarios que las presiden. Luego de Amancio Ortega, quien también se quedó con el primer lugar de este listado con el Grupo Indetex, siguen empresas como Ikea, liderada por Ingvar Kamprad (US$41.800 millones) y la cadena estadounidense Wal-Mart Stores, que posicionó en la lista a cuatro empresarios: Christy Walton (US$30.500 millones), Jim Walton (US$29.300 millones), Rob Walton (US$28.700 millones) y Alice Walton (US$28.200 millones). Seguidamente está Hennez & Mauritz, a la cabeza de Stefan Persson (US$24.700 millones); Lvmh, liderado por Bernard Arnauld (US$24.7100 millones); y Aldi Group, presidido por Karl Albrecht (US$22.700 millones). 
 
La opinión
 
Ricardo Gaitán
Experto en marcas y empresas
“Ortega logró posicionar un producto con calidad y sofisticación en un mercado con poder adquisitivo medio. Eso amplió mundialmente su marca y su poder empresarial”.