El FTSE 100 de Londres avanzó un 2,3%, liderando las ganancias entre los índices nacionales

Reuters

Las acciones europeas subieron el lunes a máximos históricos, tras una cuarta sesión consecutiva de alzas, ya que un acuerdo preliminar entre Estados Unidos y China ayudó a prolongar el repunte después de la victoria electoral del Partido Conservador británico.

El FTSE 100 de Londres avanzó un 2,3%, liderando las ganancias entre los índices nacionales, ya que los inversores tomaron el triunfo electoral del primer ministro británico Boris Johnson de la semana pasada como una señal de compra en un mercado que se rezagó ante las preocupaciones sobre el Brexit.

Las acciones de empresas que obtienen gran parte de sus ingresos en dólares como British American Tobacco, Glencore y BHP subieron entre un 3% y un 5%.

Los bancos expuestos a las incertidumbres del Brexit, incluidos Royal Bank of Scotland y Barclays, también subieron.

"Estamos presenciando un reordenamiento de la política y de la inversión en Reino Unido", escribió Steven Holden, CEO de Copley Fund Research, en una nota a los clientes. "Nombres británicos olvidados están repentinamente en posición de subirse a una nueva ola de confianza".

El alza en Londres, junto con el optimismo general sobre el acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, llevaron al índice STOXX 600 a un récord. El índice subió un 1,4% a 417,75 puntos.

El DAX de Alemania se rezagó respecto de sus pares europeos por la debilidad del fabricante de automóviles Volkswagen.

El índice de gerentes de compras de Markit mostró que la actividad del sector privado alemán bajó por cuarto mes consecutivo en diciembre, por una caída de las manufacturas que contrarrestó el alza de los servicios.