Blackrock y JPMorgan ya invirtieron en empresas españolas. Los analistas dicen que las grandes transacciones están por venir

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

La volatilidad que han registrado los mercados producto del temor que ha despertado el Covid-19 es sinónimo de oportunidad para algunos inversionistas. Por ejemplo, JPMorgan comunicó que tiene 6,85% de Repsol que se convirtió en “el segundo mayor accionista de la petrolera, por detrás de Sacyr, que según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (Cnmv) sigue teniendo cerca de 8%, y por delante de BlackRock, con 4,998%”, informó el diario Expansión.

Otro de los inversionistas que llevó a cabo una movida importante en medio de esta volatilidad fue BlackRock. Según una publicación de Cinco Días, “la poderosa gestora estadounidense ha ampliado levemente su participación en Telefónica, desde 5,210% a 5,295% del capital, a través de sus distintos fondos y sociedades de inversión, según figura en los registros de la Cnmv. BlackRock ha elevado su participación en ACS, desde 4,977% a 5,026%”.

A pesar de que se han dado transacciones como las anteriores en el mercado bursátil europeo, los analistas señalan que aún no hay un apetito voraz por salir a comprar, sino que hasta hora las acciones baratas están empezando a seducir a los fondos, por lo que en las próximas semanas se conocerán inversiones importantes, las cuales se confirmarán en los próximos meses, cuando el mercado se estabilice un poco más.

“Desde una perspectiva más global, sí se pueden observar inversionistas identificando oportunidades (aunque no necesariamente actuando de manera inmediata sobre ellas), pero también son pocos todavía. De manera interesante, el foco ha estado en Asia, particularmente China (donde se evidencia estabilización de la epidemia) así como en sectores y empresas que presentan situaciones financieras o modelos de negocios más resilientes frente a la situación actual”, dijo Axel Christensen, Chief Investment Strategist Latin America de BlackRock.

Con la anterior posición estuvo de acuerdo Felipe Campos, Director de Investigaciones Alianza Valores y Fiduciaria, quien agregó que el interés entre los grandes inversionistas se pudo despertar luego de que el petróleo tocara la barrera de los US$20, pero como el mercado está tan volátil hasta ahora están analizando para comprar. “Lo que hicieron fue destruir unidades, es decir que vendieron está ultima semana”.

LOS CONTRASTES

  • Andrés Moreno Analista bursátil

    “Desde el BlackRock Investment Institute (BII) observamos que los mercados globales están intentando llevar a precios los efectos de la pandemia”.

  • Axel Christensen Chief Investment Strategist Latin America de BlackRock

    “Las personas naturales que estaban metidas en el mercado accionario local llevan ocho años saliéndose y quienes quedaron se quemaron con estos desplomes”.

Este panorama se repite en todos los mercados bursátiles que actualmente están a la espera de otras medidas que hagan los gobiernos para mitigar el impacto del Covid-19 en sus economías, por lo que Christensen explicó que “algunos inversionistas a largo plazo en Colombia y en otros países de América Latina están tomando oportunidades. Pero aún son muy puntuales y mínimas respecto a las presiones de salida de quienes están vendiendo sus acciones”.

En el caso de los países de la región y específicamente en Colombia, el analista bursátil, Andrés Moreno, explicó que “las accionistas pueden continuar cayendo y si no es un fondo de pensión el que compre, pues no van a subir, por lo que hay que volver a reactivar el mercado”.

Debido a la volatilidad, “es difícil ser precisos en proyectar la evolución de los mercados. Pero ciertamente dependerá del ciclo de epidemia y la efectividad en su contención, así como de la contundencia y rapidez de las medidas que puedan aplicar las autoridades económicas. Esto último será clave para estimar qué tan rápido pueda ser la recuperación económica una vez estabilizado el tema pandémico”, añadió Christensen.