El temor y la incertidumbre generados por el malestar social fortaleció al dólar frente al peso en la jornada del lunes

Heidy Monterrosa Blanco - hmonterrosa@larepublica.com.co

Si bien el paro nacional se programó por un día, las marchas a través de las cuales parte de la población ha manifestado su descontento con el Gobierno se han extendido por más de cuatro jornadas, lo que ha tenido un efecto negativo sobre la deuda local y la tasa de cambio.

El impacto en el dólar y en los TES no ha sido únicamente por el desorden público que se ha generado con las protestas, sino porque este inconformismo social aumenta la incertidumbre y la aversión al riesgo de los inversionistas.

En cuanto a la deuda, al revisar la curva de los TES en el último mes, se encontró que esta se ha desplazado hacia arriba, es decir que las tasas de los rendimientos al vencimiento han aumentado.

Daniel Felipe Lombana, analista de estudios económicos de Acción Fiduciaria, explicó que el aumento de las tasas implica una caída del precio, pues los inversionistas están vendiendo sus papeles de deuda.

“Con las marchas se ha generado mucha incertidumbre y para los inversionistas no es bueno operar así porque no se sabe qué va a pasar”, dijo.

El analista también mencionó que estos bruscos aumentos en las tasas de los bonos generan malas rentabilidades que a su vez llevan a que los tenedores de los TES los pongan en venta, llevando a que caigan los precios.

LOS CONTRASTES

  • José Luis HernándezTrader de Corficolombiana

    “Justo cuando todos los analistas internacionales recomendaron acortar en dólar e invertir en mercados emergentes, estalló la bomba social latinoamericana”.

  • Daniel Felipe LombanaAnalista de Acción Fiduciaria

    “La protesta social ha generado incertidumbre. Por esa desconfianza, los inversionistas están vendiendo la deuda, en especial la de mediano plazo, TES de 2024 y 2028”.

A esto se suma que los analistas consideran que la venta de la deuda también se puede deber a una estrategia de los inversionistas para aumentar su liquidez para final de año, así como para reestructurar su portafolio.

Por otro lado, con el paro programado para el jueves pasado, a inicios de esa semana el peso se depreció frente al dólar. Sin embargo, el jueves y el viernes, la divisa local se recuperó e, incluso, se apreció.

El lunes, en cambio, tras los sucesos del fin de semana, el dólar ganó $23,07 frente a la Tasa Representativa del Mercado de la jornada. José Luis Hernández, trader de Corficolombiana, señaló que aunque siguieron las protestas, la depreciación del peso no fue mayor debido a que se presentaron otras situaciones que disminuyeron este efecto.

“El ingreso de flujos para la OPA del Éxito, que llega a su fin esta semana y que tiene una presión bajista sobre la tasa de cambio, contrarrestó el efecto negativo de las protestas, que ejerce una presión alcista”, explicó.

Además, otra variable que contribuyó a que la depreciación del peso no se profundizara aún más es que en los mercados internacionales ha disminuido la aversión al riesgo, pues miembros del gobierno chino declararon que la firma de la fase 1 del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China está “muy cerca”.

Deuda de los países latinoamericanos se ha desvalorizado 34 puntos básicos
Con el fin de determinar qué efecto podían tener las marchas en el mercado colombiano, Casa de Bolsa realizó un análisis sobre la desvalorización de la deuda en el mercado global, en países desarrollados y en Latinoamérica. En este estudio se encontró que la deuda a nivel global de los países analizados se ha desvalorizado en promedio 25 puntos básicos, que la deuda de los países desarrollados ha perdido en promedio siete puntos básicos de su valor y que la de los países latinoamericanos ha caído 34 puntos básicos.