Empresas podrán solicitar periodos de gracia, transferencias virtuales serán gratuitas y se anunció línea de crédito con Bancóldex

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

El Grupo Aval y sus bancos filiales: Banco de Bogotá, Banco Popular, Banco AV Villas y Banco de Occidente anunciaron un paquete de medidas pensado en aliviar el impacto del covid-19 sobre sus clientes.

Entre las determinaciones que tomaron los bancos está ofrecer a las empresas e independientes la posibilidad de solicitar un periodo de gracia de dos meses, prorrogable hasta por otros dos meses, en el que no pagarán el capital de sus créditos.

Tambien el banco anunció que todas las transferencias originadas desde banca móvil o banca virtual, con destino a cualquier banco, serán gratis por 60 días, y que todas las transacciones por medio de los call center serán exentas de costos por 60 días.

El Grupo Aval indicó también que "buscará aliviar el impacto sobre la liquidez de las empresas de los sectores más afectados", a través de la línea de crédito “Colombia Responde”, en alianza con Bancoldex, y que "se otorgarán créditos
de liquidez hasta por $5,000 millones con un plazo de pago de tres años y seis meses de periodo de gracia".

Por los próximos 60 días la tasa de interés para  compras realizadas con tarjetas de crédito en supermercados, grandes superficies, droguerías y farmacias, clínicas y hospitales, con plazos hasta de 36 meses, será de 0.95%NMV.

Además, los bancos de la red de Aval procederán a abrir automáticamente cuentas de ahorro "para entregar el dinero a los pensionados sin necesidad de que éstos se acerquen a las oficinas a realizar los retiros de manera personal". Esta población podrá hacer uso de la red de cajeros y de los corresponsales bancarios.

Otros puntos que hacen parte del parque de medidas es un canal de renegociación de condiciones para aquellos clientes que tengan inconvenientes con el pago de sus obligaciones de crédito; para las personas naturales, se podrán extender los plazos de sus saldos, hasta por 48 meses, en sus tarjetas de crédito, y si un empleado pierde su empleo, se le mantendrán por los próximos seis meses los beneficios actuales de su cuenta de nómina.