El estallido de la 'burbuja Puntocom' y la crisis petrolera de 2014 han marcado a la divisa

Juan Sebastian Amaya

La segunda semana de marzo comenzó con un alza histórica en el precio del dólar que, en un solo día, aumentó $219,78 y se negoció a un promedio de $3.804,36, valor nunca antes visto en Colombia.

Solo en lo que va de marzo, la divisa estadounidense ganó $264,5; en lo corrido de este año sumó $527,22; y en los últimos 12 meses, $641,96. En principio, la caída en más de 20% en los precios del petróleo en los últimos dos días y la propagación del virus Covid-19 a nivel mundial, con al menos tres casos comprobados en el país, acrecentaron la tendencia.

Por fechas históricas en las que la moneda ha roto importantes barreras, desde 1991, cuando estaba por debajo de $700, entre las más recientes, además de la actual, se destacan el pasado 28 de noviembre de 2019, cuando el paro nacional que convocaron sindicatos y sectores políticos generaron temor en los inversionistas, razón por la que el dólar superó por primera vez el nivel de $3.500. Sin embargo, la reducción en la participación de las protestas y la calma de las convocatorias revirtieron esa subida.

Entre tanto, el 18 de agosto de 2015 los colombianos vieron que la moneda sobrepasó el valor de $3.000, precio que, aunque había estado muy cerca en años anteriores, nunca se había alcanzado. En esa oportunidad, otra crisis petrolera también llevó al barril del crudo a precios que rondaron US$30 y afectó a las monedas latinoamericanas.

El 12 de julio de 2002, el dólar alcanzó otro récord y se negoció en más de $2.500, debido a los problemas económicos y bancarios que Suramérica afrontaba, cuando varias empresas del sector desaparecieron, especialmente, en las economías más fuertes (Chile, Argentina, Uruguay y Brasil). En Colombia, el fortalecimiento del conflicto armado también afectó.

El nuevo milenio llegó con un alza en el dólar a $2.000. A nivel internacional, la denominada ‘Crisis de las puntocom’, que propinó cerca de 5.000 quiebras, cierres, compras y fusiones de compañías en el sector de internet y de las telecomunicaciones, causó revuelo mundial y, por ello, una disparada en los precios de la divisa en la región. Colombia no fue la excepción.

Dos años atrás, en 1998, la crisis financiera estuvo en Asia y, a pesar de los kilómetros de distancia, el mercado reaccionó optando por activos refugio que encarecieron al dólar.