El neobanco ha allanado el terreno para hacer su arribo al país, con registros en la SIC y reuniones con el Gobierno Nacional

Carlos Gustavo Rodríguez Salcedo

Casi un semestre le tomó al colombiano David Vélez abrir una cuenta bancaria en Brasil, a donde llegó a trabajar con el fondo Sequoia Capital. La experiencia estuvo marcada por cinco viajes al banco, en visitas en las que él mismo dice que se sintió como un criminal, al pasar por puertas blindadas, hombres armados y con la obligación de dejar su celular y su billetera en un locker. De ahí vino la semilla en la que nació la idea de crear Nubank, un banco digital que hoy es el unicornio más grande de América Latina y que alista su llegada a Colombia.

El preámbulo del aterrizaje del neobanco a la tierra en la que nació Vélez, de origen paisa, ha estado marcado de varios hechos. Este miércoles no solo participará en el evento InspiraTIC con el presidente Iván Duque, sino que también tiene agendadas varias reuniones con altos funcionarios del Gobierno Nacional entre esta y la próxima semana.

Según conoció LR, hasta el momento la compañía no ha radicado la solicitud de una licencia bancaria, pero sí tiene registros ante la Superintendencia de Industria y Comercio. En el sector financiero, además, dan por hecho que su llegada se dará al país. Incluso, la empresa ya está registrada bajo el nombre de Nu Colombia SA, desde el año pasado.

Bajo el NIT 901284129, mediante la escritura pública número 1343 del 14 de mayo de 2019, inscrita en la Notaría 16 de Bogotá y en la Cámara de Comercio un día después, se designó a Vélez como su gerente general. Adicionalmente, mediante el Acta No. 2 del 3 de octubre de 2019, se nombró a Catalina María Breton Ramírez como su segunda gerente general. Breton ya tiene experiencia en emprendimientos en Colombia, pues fue la encargada de liderar en su primera etapa a Wingo, la aerolínea de bajo costo que llegó al mercado hace cuatro años.

Según el registro mercantil, Nu Colombia está inscrita para realizar actividades de servicio financiero, excepto las de seguros y pensiones, actividades de compra de cartera o factoring y otras actividades profesionales, científicas y técnicas. Al realizar una búsqueda adicional, en los registros de la empresa sale el número fijo y la dirección donde funcionan los bufetes de Brigard Urrutia y Brigard Castro. Una fuente cercana a la primera compañía aseguró que efectivamente están asesorando la llegada y la estructuración del neobanco a Colombia, pero que no se podían dar más detalles por acuerdos de confidencialidad. Al enviar un cuestionario a Brigard Urrutia, aseguraron que antes de contestar debían hablar primero “con su cliente”, lo que confirma que han venido trabajando con ellos.

En el caso de la SIC, hay al menos 21 solicitudes de registros por parte de Nu Pagamentos S.A., su razón social en Brasil. Si se realiza un filtro de solo el último año, se confirma el registro de marcas o signos distintivos como Soy Nu, Nu Tarjeta, Tarjeta Nu y dos signos distintivos con la tradicional tarjeta morada que maneja la compañía desde su operación. Los poderes recientes han estado a cargo de Juan Pablo Cadena Sarmiento y Martín Eduardo Torres Cardozo, ambos socios de Brigard Castro.

El registro más antiguo que se encuentra es del 25 de marzo de 2015, lo que deja ver que Vélez quería asegurar su presencia en Colombia, al punto que hasta el dominio nu.com.co ya direcciona a una página con el diseño web del neobanco.

La revolución de Nubank
Tras la experiencia que vivió al tratar de abrir una cuenta bancaria, Vélez fundó su emprendimiento el 6 de mayo de 2013. “No podía creer la experiencia tan terrible que yo, como cliente, estaba teniendo en Brasil. Eso disparó algo en mi mente: ‘Hey! Acá hay una oportunidad muy interesante para emprender’”, recuerda Vélez en un video institucional.

Ahí buscó a sus dos socios: el estadounidense Edward Wible y la brasileña Cristina Junqueira. Entre los tres, fundaron esta compañía que no se vende a sí misma como un banco, sino como una empresa tecnológica que ofrece servicios financieros. El primer paso lo dieron casi un año después de fundada la compañía: en 2014, Nubank lanzó su primer producto financiero en Brasil, una tarjeta de crédito internacional respaldada por Mastercard sin tarifas ni comisiones de anualidad. Su primera transacción se dio el 1 de abril de ese año.

LOS CONTRASTES

  • Erick RincónPresidente de Colombia Fintech

    “La entrada de un actor como Nubank será muy importante para estimular una competencia más activa en la mejor prestación de servicios a los consumidores”

  • Edwin ZácipaFundador de Latam Fintech Hub

    “Nubank trae una nueva forma de pensar y acceder a sistemas financieros, algo que todavía en Colombia no se ha visto. Va a definir un nuevo estándar de experiencia”

Hoy, más de seis años después, la empresa tiene un valor de US$10.000 millones según el ranking que realiza CB Insights. Esta tendencia le permitió que desde febrero de 2018, tan solo cuatro años después de su fundación, entrara a la categoría de unicornios latinoamericanos, tras alcanzar un valor de US$1.000 millones sin necesidad de realizar alguna oferta en el mercado bursátil.

La filosofía de la empresa se traduce en su nombre: ‘nu’ en portugués significa desnudo (sin prejuicios, simple, transparente) y también nuevo como suena la palabra ‘new’ en inglés, algo “completamente diferente al sector que queríamos repensar”, dice Vélez.

Bajo esta filosofía, la empresa espera cerrar este año con cerca de 30 millones de clientes, como lo dice en su información oficial, “con productos digitales, sin tarifas abusivas y sin burocracia” y con “la libertad de controlar su dinero de una forma sencilla y sin complicaciones”.

En Brasil, donde tienen su portafolio más completo, ofrecen tarjetas de crédito sin cuotas anuales, cuentas digitales sin comisiones y con transferencias gratuitas, y un crédito que realiza simulaciones, ayuda a gestionar los pagos y le permite a los usuarios saber cuánto les falta por pagar. Todo, sin poner un pie en un banco.

Ahora, el mercado local queda atento a cuándo iniciará su operación en Colombia y ver cómo justifica el lema con el que promete reinventar la vida financiera.

La competencia aumenta en el sector
Una vez se concrete la llegada de Nubank se sumará a una cascada de anuncios que aumentarán la competencia en el sector financiero. Por ahora, se espera el lanzamiento de Lulo Bank, neobanco ligado a la familia Gilinski; JP Morgan, que anunció que radicará la solicitud ante la Superfinanciera; y la de BTG Pactual, que aumentará su presencia en el país como un banco corporativo. En este momento, el mercado de 25 bancos lo lideran Bancolombia y Banco de Bogotá, si se analizan las cifras a julio de este año.