.
FINANZAS El ABC de la inflación y las tasas de interés
lunes, 17 de abril de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Freddy Pulga

La tendencia, dicen los expertos, es que la inflación se controla con el propósito de mantener un crecimiento bajo y estable en los precios en armonía con el crecimiento económico y la generación de empleo. Suena bonito, pero en realidad no siempre funciona así.

Las principales herramientas que utiliza el Banco de la República en esta estrategia son la tasa de interés de intervención y las operaciones repo, con las cuales suministra o restringe la cantidad de dinero en la economía. 

Específicamente, si las expectativas de inflación superan la meta, el emisor puede incrementar las tasas de interés o retirar dinero de la economía. La lógica, detrás de este proceder, radica en que, si el costo del dinero es mayor y, a su vez, su cantidad disminuye, el incentivo para gastar se reduce, razón por la que la presión al alza sobre los precios decrece.

Por otra parte, una inflación muy baja indica que la demanda está deprimida, razón por la cual el Banco puede decidir bajar la tasa de interés y aumentar la cantidad de dinero, motivando un incremento en el gasto en la economía. Y acá se menciona un punto muy importante: el costo del dinero. En una economía, y en Colombia en particular, la tasa de interés de intervención la decide el Banco de la República en su función principal del control de la inflación. Por lo tanto, el éxito en controlar los precios tiene repercusiones en las tasas de interés a las cuales se puede invertir y, también, a aquellas a las que se piden préstamos.

 En particular, el emisor estima que el impacto de sus decisiones de política monetaria se transmite a las demás tasas de interés del mercado en un periodo de 24 meses o dos años.

 Cada decisión afecta, finalmente, el ingreso real de los colombianos. Por un lado, al velar por el propósito de preservar la capacidad adquisitiva mediante la estrategia de “inflación objetivo”; por el otro, al ajustar el costo del dinero, base fundamental para la toma de decisiones de consumo e inversión. En este punto es relevante reiterar el carácter constitucional de la función principal del Banco, teniendo en cuenta que la inflación es el factor que más afecta el bolsillo de los colombianos.

Según cifras oficiales publicadas por el Dane, la inflación a febrero de 2017 fue del 5,18% en términos anuales. También, desde julio de 2016 el crecimiento de los precios ha tenido una tendencia descendente, bajando desde 8,97% anual.

Teniendo en cuenta el comportamiento de la inflación y otros aspectos económicos, el Banco de la República ha reducido la tasa de interés de intervención desde 7,75% al 7,25% anual. Bajo esta perspectiva, el efecto esperado es estimular el gasto de los colombianos y la inversión productiva ante la disminución del costo del dinero.

Tenga en cuenta estos aspectos si está pensando en endeudarse o en invertir en títulos que ofrezcan un interés.

((Lea: Comprar a crédito va a salir caro en 2017 por la subida de las tasas de la usura))

MÁS DE FINANZAS

Bancos 16/06/2021 “Colombia cuenta con un sector bancario que se caracteriza por ser innovador y adaptable”

Expertos destacaron la importancia de que las entidades vean al cliente como el centro de sus operaciones y productos financieros

Bancos 15/06/2021 "El reto de democratización del crédito no está en el open banking, está en el open data"

El acceso al sistema bancario colombiano está sobre 87% mientras que el acceso al crédito está alrededor de 35%

Energía 16/06/2021 Crudo toca máximo cercano a US$75 por alza de la demanda y caída de inventarios

El precio del barril del petróleo subía por quinto día consecutivo hoy miércoles, tocando su máximo desde abril de 2019

MÁS FINANZAS