En lo que va de 2020, retrocedió 10,89%. El real brasileño es la moneda latina más afectada por la coyuntura, seguida del peso argentino

Juan Sebastian Amaya

Durante lo corrido del año, el peso colombiano se ubica como la cuarta moneda de Latinoamérica más devaluada, con una caída de 10,89%, según Bloomberg, pues la TRM inició 2020 en $3.277,14 y terminó la jornada de ayer en $3.678,97, con una leve caída intradía de $11,83.

Lo anterior se traduce en un alza en la tasa de cambio de $401,83 en lo que va del año.

La lista de las monedas de la región más golpeadas por la coyuntura la lidera el real brasileño, con -21,9%; seguida del peso argentino, con -16,92%, y el peso mexicano, con -13,97%.

Los expertos explican que, sin duda, las monedas de países emergentes como Colombia fueron las más impactadas por la caída en marzo de los mercados globales y por el retroceso en los precios del petróleo por la pandemia y los conflictos comerciales, que los llevaron a mínimos históricos por debajo de US$1 por barril.

Entre tanto, solamente en la jornada inicial de esta semana, el peso colombiano avanzó levemente y fue favorecido por un retroceso global del dólar, con los inversores a la expectativa de la reunión de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos esta semana en la que el mercado espera posibles estímulos económicos en medio de una segunda ola de activación de casos de covid-19.

“La debilidad actual del dólar se debe principalmente a la expectativa de que la Reserva Federal mantendrá una postura altamente acomodaticia debido al resurgimiento de casos de covid-19 y al estancamiento del mercado laboral”, dijo Gabriela Siller, directora de análisis de Baco Base.

Además, el analista de mercados Oanda, Edward Moya, puntualizó que la tendencia a la baja en el dólar sigue muy presente y la divisa puede tener nuevas caídas durante esta semana.

“El dólar podría tener el peor mes de julio de los últimos 10 años a medida que el euro asume su papel de refugio seguro. Europa hizo un mejor trabajo manejando el virus, los líderes de la Unión Europea ahora tienen un mejor impulso con respecto al apoyo fiscal, y la Fed está preparada para ofrecer mucho más estímulo que el Banco Central Europeo, pero el euro parece destinado a subir mientras Europa pueda contener resurgimientos de la pandemia”, comentó.

Finalmente, los precios del crudo aumentaron. El Brent subió a US$43,41 por barril y el WTI a US$41,60, según Reuters.