Finalizó el proceso de fusión por absorción con Ultraserfinco, con la que dobló los activos de personas naturales bajo administración

Heidy Monterrosa Blanco - hmonterrosa@larepublica.com.co

En medio de los retos que ha generado la pandemia, Credicorp Capital trabaja en la estructuración de un proyecto que permita apoyar a las empresas que han sido afectadas por la crisis. Luis Miguel González, presidente Credicorp Capital Colombia, se refirió a este mecanismo, así como a la fusión con la comisionista Ultraserfinco.

Hace poco anunciaron que se unieron a los Principios de Inversión Responsable (PRI, por siglas en inglés), ¿qué significa esto para la corporación?
Es un proceso que iniciamos el año pasado y es una necesidad no solo de las compañías del sistema financiero, sino de todas las compañías al tener cada vez más claro su rol en términos de cómo es su impacto ante la sociedad. Los PRI lo que pretenden es asegurar que la compañía actúa como un ‘buen ciudadano’ y que lo que busca es generar ese impacto positivo en la sociedad. En la coyuntura, nosotros nos hemos enfocado en dos grandes ejercicios: la ayuda con mercados a las poblaciones más vulnerables y la ayuda en acompañamiento con la Andi para la dotación del sistema de salud.

Pero, ¿también invierten en títulos que promuevan los PRI?}
Ese es el otro frente. Ahí hacemos asesoría a algunas fundaciones en esquemas probono y estructuramos proyectos de fondeo de algunas de esas iniciativas. En este momento, estamos en el proyecto de generar una estructura para canalizar recursos del mercado de capitales a empresas que están teniendo impactos importantes por la crisis. No lo vamos a hacer a través de bonos, sino de pronto a través de un fondo de capital privado.

¿Cuándo se podría lanzar?
Una estructura de este estilo es compleja de montar, toma tiempo y por lo tanto no es la primera opción de fondeo. Lo más valioso de un ejercicio de este estilo es que es complementario al mundo bancario, que es la primera opción para liquidez, y que por las características del mercado de capitales podría tener unos factores de mayor plazo y de otras condiciones más benévolas para estas compañías.

¿Adherirse a los PRI les ha significado más clientes?
Unos meses atrás, el hecho de tener este tipo de parámetros en el modelo de inversión de nuestros fondos podría ser un factor diferenciador en el que a alguien le llamara más la atención invertir a través de una compañía que los tenga que por medio de una que no los tenga.

LOS CONTRASTES

  • Andrés MorenoAnalista bursátil

    “Credicorp adquirió la comisionista independiente más grande. Con esta transacción, quedan con alrededor de 30% del mercado de renta variable”.

Yo creo que cada vez va a ser más importante como factor de decisión de un inversionista el modelo y los principios con los cuales la compañía a través de la que invierte gestione sus inversiones.

Ustedes son fuertes en fondos de infraestructura e inmobiliarios. ¿Cuál es su perspectiva para estos sectores dada la coyuntura?
Esos fondos son diseñados precisamente para el largo plazo. El de infraestructura tiene algunos frentes de tráfico, sin embargo ahí hay unas estructuras de garantías dentro de los contratos de 4G que van a permitir soportar esas volatilidades.

En el caso de los fondos inmobiliarios, también va a haber algunos reacomodos de la industria, sobre todo de mediano y largo plazo. Principalmente, el factor que nos permite sortear de una mejor forma los cambios que vienen en ese sector es la gran diversificación que tenemos en ese fondo. No solo tenemos diversificación por geografías, sino también por tipo de inmuebles.

La Superfinanciera dio la aprobación final para la fusión por absorción con Ultraserfinco. ¿Ya son una sola compañía?
Anunciamos la compra de Ultraserfinco en febrero del año pasado y en octubre nos dieron la aprobación de compra de las acciones que se adquirieron en noviembre. Ahí comenzamos el proceso de autorización para la fusión de las dos comisionistas de Bolsa, que se dio a finales de abril y, desde el martes, podemos decir que amanecimos como una sola compañía.

Con la coyuntura, ¿se modificaron las expectativas con las que hicieron esta transacción?
No, se mantienen vigentes. Hicimos esta transacción buscando tres grandes frentes: crecer nuestro negocio de banca privada, aumentar la presencia en las regiones y complementar la oferta de valor hacia nuestros clientes en el mundo de inversiones internacionales. Con esta compra estamos doblando los activos de personas naturales que manejamos, donde nosotros tenemos alrededor de $5 billones y ellos un poco menos de esto.

Tras la caída de las Bolsas en marzo, las personas naturales han incrementado su interés por invertir en el mercado de valores. ¿Han experimentado alguna diferencia?
En términos estructurales, no hemos tenido cambios importantes. El mercado colombiano hace 10 años era mucho más intenso en la participación de personas naturales, hemos tenido en la última década una participación mucho más protagonista del mundo institucionales, tanto local como extranjero.

El mercado local tuvo un retroceso grande en marzo y no ha tenido la misma recuperación que otros mercados de acciones en otros países. Yo creo que puede haber oportunidades para el mediano plazo, sin embargo, también creo que es un momento de ser más conservador en las inversiones. Todavía los impactos de la coyuntura actual son difíciles de cuantificar y en ese sentido, aunque veo oportunidades interesantes, lo haría con cautela.