En el foro ‘Inversiones responsables para un futuro sostenible’ se discutieron las ventajas de portafolios con variables de sostenibilidad

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co

En línea con la política de inversiones responsables que viene promoviendo desde 2014, Protección se volvió signatario de los Principios para la Inversión Responsable (PRI) desde el año pasado, convirtiéndose en el primer fondo privado de pensiones colombiano en suscribirse. “Queremos hacer parte de un alto estándar mundial que nos permita seguir avanzando en la transformación de nuestro proceso de inversión”, dijo su presidente, Juan David Correa.

PRI es “la principal asociación de inversionistas que trabaja en promover la inversión responsable a nivel mundial. Tenemos más de 3.100 organizaciones con activos bajo gestión por más de US$103 billones, por lo que tenemos una red de inversionistas potente para generar cambios en cómo creamos posibilidades de inversión”, explicó Eduardo Atehortúa, director para América Latina de la organización.

La asociación busca ayudar a las empresas a incorporar factores ASG (ambientales, sociales y de gobernanza) en las decisiones de inversión, con el fin de que protejan sus portafolios y alcancen mayores niveles de rentabilidad.

Para esto, PRI estableció seis principios de inversión responsable que, además de guiar las inversiones de los signatarios, son la herramienta para evaluar el desempeño de las empresas en el cumplimiento de los criterios.

Estos principios son: incorporar cuestiones ASG en el análisis de inversión y los procesos de toma de decisiones; ser propietarios activos e incorporar criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo en las políticas y prácticas de inversión; requerir esa información de las entidades en las que se invierte; promover la aceptación e implementación de esos principios en el sector de las inversiones; mejorar la efectividad en la implementación de los principios ASG; y reportar sobre las actividades y progreso en esa implementación.

LOS CONTRASTES

  • Andrés MorenoAnalista bursátil

    Las compañías que no se acojan a esta tendencia van tener que sufrir un poco más para buscar financiación o emitir acciones y no van a ser tan preferidas por los inversionistas institucionales

  • Juan David BallénAnalista de Casa de Bolsa

    En el mercado de renta fija, los emisores de bonos que lo hacen específicamente con objetivos sostenibles se han podido financiar a una tasa inferior de aquellos que lo hacen con otros objetivos

Las inversiones sostenibles, contrario a lo que muchos podrían pensar, no tienen por qué sacrificar los retornos y rendimientos financieros, que son, en últimas, lo que buscan los inversionistas. De hecho, estar expuesto a compañías con un buen desempeño en asuntos ambientales, sociales y corporativos tiene sentido financiero pues, como apuntó Diego Mora, country manager de BlackRock, “estas variables no están necesariamente reflejadas en los estados financieros de las empresas, pero hay que tenerlas en consideración para generar mejores resultados a largo plazo”.

Andrés Moreno, analista bursátil, señaló que “las inversiones ASG son una tendencia a nivel mundial muy positiva, no solo por el desafío que tenemos en materia de medio ambiente, sino porque las compañías que se acogen a estos principios tienen menor nivel de riesgos reputacionales y operacionales y son más transparentes con el mercado”.

Además, dijo que “en la bolsa hay varias firmas que han emitido bonos verdes y han sido muy demandados, es una tendencia a nivel mundial y las compañías que no se acojan a eso van a tener que sufrir un poco más para buscar financiación o emitir acciones, no van a ser tan preferidas por inversionistas institucionales”.

Juan David Ballén, analista de Casa de Bolsa, advirtió que, aunque en Colombia el mercado de emisores es reducido, por lo que es difícil establecer un análisis comparativo entre los que se acogen a buenas prácticas ASG y los que no, “hemos visto en el caso de renta fija que los emisores de bonos que lo hacen específicamente con objetivos sostenibles se han podido financiar a una tasa inferior de aquellos que lo hacen con otros objetivos”.

El futuro debe ser sostenible

ARTÍCULO RELACIONADO

Por un futuro sostenible

Con la premisa de invertir bajo criterios que permitan satisfacer las necesidad presentes sin sacrificar las de las futuras generaciones, el presidente de Protección, Juan David Correa, dijo que desde el 1 de julio, la AFP transformará de manera definitiva cuatro de sus portafolios que tienen activos internacionales, para que incorporen criterios ASG en el proceso de inversión, conservando el nivel de riesgo y las expectativas de rentabilidad, pero reduciendo su huella de carbono en cerca de 50%.

El retorno de inversiones ASG

Los análisis desarrollados por BlackRock apuntan a que los índices con un sesgo positivo en las variables ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG) tienen un comportamiento igual o mejor a los que no las incorporaron. Además Diego Mora, country manager de la empresa, resaltó que en el primer trimestre del año, marcado por una alta volatilidad, “los índices que incorporaban variables ASG tuvieron un comportamiento mejor frente a los que no lo hicieron en el 94% de los casos”.

Nuevos factores relevantes

Alessia Falsarone, directora gerente de PineBridge Investments, dijo que los criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG), al afectar el análisis de rentabilidad y el valor de las empresas, serán mucho más relevantes en el proceso de recuperación de económica. “Desde 2015, los riesgos sociales pasaron de afectar la estabilidad financiera de 16% de las empresas a cerca de 28%. Esta es una señal muy importante para los inversionistas en el proceso de integración de factores sociales”, señaló.

Ejes de la inversión responsable

El director de los Principios para la Inversión Responsable (PRI) para América Latina, Eduardo Atehortúa, reveló que la organización cuenta en la región, excluyendo a Brasil, con 44 signatarios que suman más de US$370 billones en AUM o activos bajo gestión. Sobre sus ejes de inversión, destacó que lo más importante es “reducir el riesgo de los portafolios y alcanzar las mayores rentabilidades, pero no se puede olvidar que hay que preocuparnos por el planeta y la sociedad en la que vamos a vivir cuando nos retiremos”.