La medida temporal se adoptó a raíz de la coyuntura que atraviesa la región por la propagación del virus Covid-19

Juan Sebastian Amaya

Debido a la propagación del Covid-19, el Autorregulador del Mercado de Valores (AMV) anunció un paquete de medidas y recomendaciones para que las entidades que negocian en estos mercados puedan operar desde otras ubicaciones, preservando la transparencia e integridad durante este periodo de contingencia.

AMV aclaró que las normas de los mercados de valores y divisas no prevén ninguna restricción en torno a la posibilidad de que las actividades de las mesas de negociación puedan llevarse a cabo en sitios remotos no habituales tales como el domicilio del operador, siempre que este mecanismo esté acompañado de medidas que mitiguen los riesgos asociados.

De acuerdo con el Michel Janna Gandur, presidente del AMV “dada la situación actual, debemos garantizar que los mercados de valores y divisas puedan seguir operando, incluso en escenarios de contingencia, con el fin de no afectar a los clientes e inversionistas. La prioridad de AMV es contribuir a mantener la liquidez de los mercados, manteniendo su transparencia e integridad”.

En esta misma línea AMV ha decidido flexibilizar temporalmente las restricciones al ingreso y uso de dispositivos móviles en los sitios dispuestos para la negociación, siempre y cuando se asegure la trazabilidad de las operaciones en estas ubicaciones remotas. “Es importante que las entidades refuercen las medidas de control con el fin de asegurar el éxito de estas medidas”, aseguró Janna.

En relación con la prestación de servicios de Certificación, AMV recordó que los profesionales pueden reprogramar la fecha de su examen, sin costo adicional, hasta dos días hábiles antes de la fecha de presentación; esto a través de los canales habilitados para ello.

El presidente de la Corporación reiteró además su compromiso de seguir trabajando junto con los miembros autorregulados y las autoridades competentes para determinar posibles medidas adicionales que contribuyan a mitigar los efectos de la crisis generada por el COVID-19