El Brent ganó 12 centavos o 0,4% hasta llegar a US$27,15, mientras que el WTI subió 65 centavos (2,8%) a US$24,01 el barril

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Los precios del petróleo registraron un leve aumento al cierre de la jornada de ayer. Según información de Reuters, “los futuros del referencial Brent ganaron 12 centavos o 0,4% hasta llegar a US$27,15, mientras que los del West Texas Intermediate (WTI) en EE.UU. subieron 65 centavos (2,8%) a US$24,01 el barril”.

Esta leve alza que registraron los precios del petróleo se dio en medio de un entorno en el que el número de contagios por Covid-19 sigue aumentando y los principales productores de este commodity continúan en una guerra de precios. Los analistas explicaron que el repunte fue producto de las expectativas que ha generado el paquete de alivio económico de US$2 billones que podría aprobarse pronto en Estados Unidos, reseñó la agencia Reuters.

Con base en el comportamiento que ha registrado los precios del petróleo durante el último mes, los expertos del sector señalaron que ha perdido la mitad de su valor en 2020, especialmente en el último mes, ya que para el 25 de febrero el barril de Brent se ubicó en US$54,07 y el de WTI alcanzó un precio de US$49,76, lo cual era atractivo para el mercado petrolero.

“El escenario que vemos actualmente es un cruce entre el efecto demanda, causada por el Covid-19, y un efecto oferta, por la guerra de precios del petróleo. Es importante notar que esta nueva coyuntura de precios no necesariamente es un nuevo normal, estamos ante la incertidumbre de la profundidad y extensión de la crisis”, explicó Campetrol.

Los analistas no ven una estabilización cercana en los precios del crudo
De acuerdo con información publicada por Reuters, “nadie sabe todavía cuánto tiempo el mundo tendrá que detenerse”, dijo Edward Moya, analista de mercado senior de Oanda en Nueva York, quien agregó: “por lo que probablemente será imposible para los precios del petróleo poder estabilizarse”. A estos temores que hay producto de la expansión del virus, se le suma que al inicio del año los futuros del petróleo se mostraban a la baja debido a que los analistas tenían prevista una baja en la demanda debido a la desaceleración económica que iba enfrentar el mundo, la cual se agudizó con el patógeno.