.
FINANZAS PERSONALES

La educación herramienta fundamental para el desarrollo

martes, 3 de febrero de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Jorge Isaza

La educación es un instrumento poderoso de igualdad en la sociedad, pues abre las puertas del progreso, aumenta las posibilidades de mejorar el nivel de vida de las personas y es el principal motor de desarrollo de un país. Es por esto que Sufi tiene como propósito hacer parte de la transformación educativa actual de los jóvenes, a través de un acompañamiento oportuno de su proceso educativo.

Aumentar la cobertura en educación superior en Colombia es una imperiosa necesidad en la que debemos aportar todos: Gobierno, sociedad civil y entidades privadas. La meta del Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Educación, es tener una tasa de cobertura de alta calidad de 20% en educación superior (universidades o programas acreditados) en 2018, de manera que podamos dejar atrás la tasa actual de 14,2%.

Uno de los factores que limita esa penetración es la falta de recursos económicos y las profundas brechas sociales, situaciones que les impide acceder a programas académicos que, sin duda, servirán de plataforma para ser mejores profesionales y, sobre todo, ciudadanos de bien al servicio de la comunidad.

En el Presupuesto General de la Nación de 2015, el rubro para la cartera de educación es el más alto de todos: $29,4 billones. Está, incluso, por encima del presupuesto de Defensa, que quedó en $28,1 billones, lo que habla de la importancia del tema y del reto que tenemos todos, como actores de la sociedad, para convertir estas acciones y deseos en resultados tangibles, que impacten positivamente en el desarrollo del país.

Las tasas de deserción en la educación superior se ubican entre 45% y 50%, lo que significa que cerca de uno de cada dos estudiantes que ingresan al sistema no culmina sus estudios. Además, 64% de la deserción se concentra en los primeros tres semestres de las carreras y 78% tiene lugar en la primera mitad de la carrera.

Es por ello que desde Sufi estamos convencidos de que una financiación responsable, destinada para estudiar pregrado, posgrados o maestrías en Colombia o en el exterior, ayuda a que más personas puedan acceder a la educación superior, tengan menores probabilidades de deserción y un nivel educativo de calidad, que les permita enfrentar los desafíos del mundo laboral y de la sociedad en general.

Uno de nuestros propósitos es abrirle las puertas del sistema financiero a la población estudiantil, que en muchos casos ha estado alejada de los beneficios que ofrece la banca; a la fecha hemos acompañado la realización de los sueños y el mejoramiento de la calidad de vida de 9.564 estudiantes, de los cuales un alto porcentaje vivió su primera experiencia con el sistema financiero. De ellos, 6.789 destinaron su crédito para pregrado y 2.685 para posgrado.

Esta dinámica asegura grandes avances para el país en términos de cobertura e inclusión, lo que requiere del desarrollo de estrategias que permitan llegar a diferentes rincones de Colombia, porque estamos seguros de poder ofrecer una solución financiera de fácil acceso con condiciones simples y oportunas.

Estamos seguros de que los logros colectivos son más gratificantes que los particulares, porque cuando un joven progresa, la posibilidad de crecimiento de toda una familia se incrementa y todo eso suma para que la sociedad en general tenga más conocimiento y mejores herramientas para encontrar cada día mejores condiciones de vida.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE FINANZAS PERSONALES

Hacienda 29/02/2024 Estas son las fechas que debe tener en cuenta en el calendario tributario de este año

Los expertos recomiendan anticipar sus pagos, teniendo en cuenta que a veces la plataforma de pago puede presentar inconvenientes

Bancos 29/02/2024 Banco de Occidente y Bancoomeva, con las tasas más bajas para comprar un carro

El financiamiento es una de las claves que necesita el país, según expertos, para impulsar la reactivación tras desaceleración del PIB