.

#EnSuBolsillo le dice lo que debe conocer sobre la tasa de usura

martes, 11 de junio de 2019

Este indicador es la tasa de interés máxima que puede cobrar cualquier entidad financiera

Lina Vargas Vega

La tasa de usura representa la tasa de interés máxima que se le permite cobrar a un banco, por un producto financiero. Cualquier interés por encima de la tasa de usura se considera una transacción ilegal, y cabe recordar que en Colombia la usura es un delito.

Este indicador es estipulado por la Superintendencia Financiera, cada mes para todas las modalidades de crédito, menos para los microcréditos, y se calcula como 1,5 veces el interés bancario corriente, que es estimado por la Superfinanciera a partir de las tasas de interés de los préstamos que ofrecen las entidades vigiladas.

Para su bolsillo, recuerde que por lo general, las tasas de interés de las tarjetas de crédito, tienden a pegarse a la tasa de usura. En junio, por ejemplo, la tasa de usura quedó estipulada en 28,95%, y no sería raro encontrar plásticos cuyos intereses se parezcan mucho a ese valor; aunque recuerde, siempre debe estar por debajo de este.

Para los consumidores, el beneficio principal de la tasa de usura es que hay un techo en el valor que le pueden cobrar por sus préstamos. Sin embargo, una contra, de acuerdo con los bancos, es que se frena la inclusión financiero, ya la tasa de interés depende del riesgo, y con un techo que la limite, hay usuarios a los que les resulta inviable acceder a un crédito por su nivel de riesgo, dando paso a fenómenos como el crédito informal o el gota a gota.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE FINANZAS PERSONALES

Hacienda 29/02/2024 Estas son las fechas que debe tener en cuenta en el calendario tributario de este año

Los expertos recomiendan anticipar sus pagos, teniendo en cuenta que a veces la plataforma de pago puede presentar inconvenientes

Bancos 29/02/2024 Banco de Occidente y Bancoomeva, con las tasas más bajas para comprar un carro

El financiamiento es una de las claves que necesita el país, según expertos, para impulsar la reactivación tras desaceleración del PIB