.
FINANZAS PERSONALES Convierta la prima en una opción de ahorro
martes, 14 de junio de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Cuando una persona recibe un ingreso extra, en este caso la prima, es importante detenerse y observar cuál es la mejor manera de utilizarlo: lo ahorra o invierte, lo gasta o lo destina a pagar deudas. Si además de cubrir gastos, una parte de este dinero extra que ha recibido lo destina a ahorrar, en un futuro podrá darse algunos gustos más exclusivos. 

La clave para ahorrar no es guardar cada centavo, pero tampoco gastar sin sentido alguno. El secreto para una correcta administración de las finanzas personales es sencillamente, el equilibrio y la planeación financiera. Cabe resaltar que las soluciones adecuadas de ahorro e inversión son diferentes para cada individuo y se ajustan a las metas y responsabilidades de cada uno. 

Este manejo de la prima puede enmarcarse dentro de una correcta administración de las finanzas personales en cuanto al equilibrio y la planeación financiera. Así mismo, se deben tener en cuenta ciertas premisas:

1. Nunca es demasiado tarde para empezar a planear a futuro.

2. Hacer un presupuesto lo ayudará a identificar y controlar sus ingresos y gastos mensuales. Requiere de esfuerzo, pero le permitirá ver cómo está gastando su dinero.

3. Determine cuánto debe actualmente.

4. Registre el dinero que entra (ingresos) y el dinero que sale (gastos) durante algunos meses.

5. Establezca un presupuesto mensual y compárelo contra los gastos reales.

6. Observe dónde está gastando más o menos de lo que había presupuestado y tómelo en cuanta para su presupuesto del mes siguiente.

7. Una vez que sepa en qué está gastando su dinero, podrá incluir ahorros dentro del presupuesto.

8. Al incluir ahorros como parte de sus gastos mensuales se está comprometiendo a cumplir metas como educación, un automóvil nuevo o la jubilación. No hay mejor motivación que tener un objetivo definido.

9. Identifique las oportunidades de ahorro e inversión.

La optimización del ahorro está en función de cuánto el individuo está dispuesto a prever hoy en aras de obtener beneficios futuros. Hay que romper mitos como el ahorro es sólo para quienes tienen ingresos elevados o se necesitan millones para invertir en el mercado de dinero.

 ¿En qué ahorrar o invertir?
Si lo que se desea es invertir la prima, no existe una recomendación única por definición para escoger la mejor alternativa.

Existen las más tradicionales como los CDT o los fondos de muy corto plazo y alta estabilidad que ofrecen entidades como las fiduciarias y los fondos voluntarios de pensiones. Este tipo de inversiones son muy populares entre inversionistas que quieren pocos sobresaltos en sus inversiones, que no toleran las fuertes fluctuaciones que presentan algunos activos como acciones; y que entienden que su rentabilidad va a ser moderada, pero sin volatilidades altas.

Otra recomendación podría ser ajustar las inversiones al tipo de perfil y al riesgo que se quiera tomar. Un inversionista conservador, debe tener un portafolio enfocado en activos de renta fija y posiciones de corto plazo. Además, la diversificación es la estrategia que ha demostrado ser la ganadora, con inversión en diferentes activos, incluyendo portafolios alternativos que en ocasiones, tienen baja correlación con los mercados tradicionales.

El dinero es un recurso muy necesario. Cuesta trabajo y dedicación conseguirlo, y si bien es cierto que no compra la felicidad, ayuda a mantener una vida cómoda, holgada y sin preocupaciones. Si se comienza a ahorrar en cosas básicas, se podrán comprar otras y en un futuro cumplir ciertas metas y lograr objetivos trazados.

Clara Guzmán
Líder programa Bienestar Financiero Old Mutual