.
BANCOS ¿Cómo comprar una vivienda en remate?
martes, 4 de julio de 2017

LR le presenta las opciones del mercado para comprar vivienda usada o nueva en estado de remate

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Si está pensando en comprar vivienda nueva o usada y aún no tiene los fondos suficientes o la capacidad crediticia para adquirirla, es momento de contemplar la opción del remate. Una alternativa novedosa para adquirir un inmueble, lote, o bodega por un precio cercano a 70% de su avalúo comercial.

Cifras de la Superintendencia de Notariado y Registro arrojaron que, en el primer trimestre del año, se remataron cerca de 1.035 inmuebles, de los cuales, se destacaron cinco departamentos: Cundinamarca con 632, Antioquia con 211, Atlántico con 81, Santander con 51 y Caldas con 40.

Pero, ¿es rentable comprar una vivienda en remate?, ¿cómo hacerlo? Para la presidenta de Fedelonjas, María Clara Luque, el riesgo real de comprar este tipo de inmuebles se materializa a la hora de ver el estado del mismo. “Hay un poco de riesgo porque no se sabe cómo está la vivienda. Sin embargo, la persona que tenga totalmente la liquidez del valor del predio va a comprar una vivienda a muy bajo precio. A veces el descuento es hasta de 30% del valor comercial del inmueble”.

Existen varias empresas dedicadas a la comercialización de inmuebles rematados, entre ellas; Rematando.com y Mi Remate Seinco. Estas ofrecen una diversidad de ofertas para que los clientes vean las subastas de viviendas, lotes, fincas y bodegas, los cuales, pueden adquirir a muy bajo costo.

Por el lado de Rematando.com, la compañía se encarga de contactar a los clientes para que ellos puedan comprar un predio a un valor de 70% de su avalúo comercial. Su operación es consolidar la información de los diferentes juzgados del país, pues sus ofertas van desde $20 millones hasta $800 millones.

LOS CONTRASTES

  • María Clara LuquePresidenta de Fedelonjas

    “La persona que tenga totalmente la liquidez del valor total del predio va a comprar un inmueble a muy bajo precio”.

Para el director general de Rematando.com, Camilo Usuga, “las personas que deseen comprar un predio de esta naturaleza deben tener la suficiente información y una alta cantidad de dinero para pagar el inmueble de contado”.

Por otro lado, Mi Remate Seinco, inscrita a Fedelonjas y a la Lonja de Bogotá, ofrece las mismas modalidades de Rematando.com, sin embargo, sus operaciones tan solo están en Bogotá y sus alrededores.

En cuanto a las entidades bancarias, Colpatria, Bancolombia, Banco Av Villas y Banco de Bogotá, también cuentan con este modelo de inversión, pero bajo agentes inmobiliarios que realizan las subastas de sus predios hipotecados.

Colpatria, por ejemplo, trabaja de la mano con la firma Macal. Estos estructuran un modelo de subasta tipo americana para que los colombianos puedan adquirir las viviendas. Los remates se realizan ofertas públicas que llaman “puja” y quién realice la mejor oferta, se queda con el inmueble.

En cuanto a Av Villas, las reventas son la última etapa de un proceso jurídico con las personas que no hayan pagado sus obligaciones. La entidad realiza el saneamiento del inmueble y así lo saca a la venta. Los interesados pueden ingresar a la página donde encontrarán las ofertas de las viviendas disponibles.

María Teresa Macías, docente de la Universidad de la Sabana, aseguró que “por lo regular las entidades bancarias dan sus ofertas por la página web. Como es el caso del Banco Popular, que a través de su página anuncia qué día será la subasta”.

Pasos para comprar un remate
Para comprar una vivienda de esta naturaleza se requiere tres pasos. El primero, se publica la oferta y el valor base del predio. Allí los interesados deben pasar la solicitud para establecer las capacidades económicas que tiene el ofertante.

El segundo paso, la empresa define el valor del inmueble y allí los seleccionados entran a realizar la puja para quién oferta más dinero.

Finalmente, el último paso es cerciorarse que el cliente está de acuerdo con las condiciones del inmueble, pues en muchos casos este cuenta con problemas jurídicos y legales que le traerían líos al nuevo propietario.