martes, 3 de marzo de 2020

En la mayoría de los casos cuando se aborda el tema de las finanzas personales se centran en personas adultas que tienen una estabilidad laboral, Pero, ¿están los jóvenes preparados para manejar su primer sueldo?

Fabio Chavarro

En la mayoría de los casos cuando se aborda el tema de las finanzas personales se centra en personas adultas que tienen una estabilidad laboral y que perciben un salario por esto. Sin embargo, ¿están los jóvenes preparados para manejar de la mejor manera posible su primer sueldo? ¿Cómo pueden acceder a productos financieros si aún no tienen vida crediticia? y ¿realmente están interesados en ahorrar para el futuro?

El sector financiero debe evolucionar para poder satisfacer las necesidades de los más jóvenes, los cuales pertenecen a una generación en la que lo virtual predomina por encima de todo. La banca debe ser innovadora y debe crear productos y mecanismos que hagan más sencilla la vida de esta generación. Pero es importante que también les inculquemos la importancia de la previsión y el ahorro para su futuro, además de darles las herramientas para que encuentren la mejor manera de hacer uso de sus recursos.

En ese camino de dar una guía, estos son algunos consejos para empezar la independencia financiera:

1. Comience el hábito del ahorro: seguro que antes de recibir su primer sueldo ya sabe en qué lo va a gastar, sin embargo, desde el inicio es bueno establecer un objetivo, un sueño que quiera cumplir y ponerse unas metas claras, es decir, cuánto tiempo y dinero necesita para hacerlo realidad. Además, no es necesario que sea un sueño demasiado complicado, es bueno empezar por algo pequeño que se pueda conseguir en un plazo corto y así esto lo siga animando a seguir ahorrando.

2. Evite los pequeños gastos: En más de una ocasión habrá escuchado hablar de los famosos gastos hormiga, estos son cantidades pequeñas de dinero que gastamos casi a diario y que, a final de mes, si las sumamos, se convierten en una cifra importante.

Por ejemplo, comprar onces, desayuno fuera de casa, un refresco, etc. Lo más recomendable en este punto es que pueda hacer un presupuesto y destine una cantidad de su sueldo a estos gastos cotidianos, con el fin de que se lleve el control y llegue a final de mes sin problema.

3. Empiece su vida crediticia: Si desea tener su primera tarjeta de crédito o acceder a un crédito pequeño, lo ideal es que como primer producto financiero tenga una cuenta de ahorros o de inversión, aunque sea de un monto pequeño.

Para las entidades financieras es importante que posea un respaldo económico o un historial financiero y esta opción puede ser un inicio. Sobre las opciones en el mercado existen varios tipos de tarjetas, por lo que es muy importante que se informe muy bien sobre cuál es la que más se adapta a sus necesidades y que aprenda a manejarla con seguridad para que esa vida crediticia que va a comenzar sea lo más sana posible.
Aprender a manejar de una manera adecuada sus finanzas personales desde el primer sueldo, le ayudará a tomar las mejores decisiones con las que va poder cumplir sus metas como: viajar, seguir estudiando, comprar carro o moto, independizarse, entre otros.