.
Bolsas

Las OPA por el GEA


Las ofertas que ponen al GEA contra las cuerdas

BOLSAS

Crónica de un desenroque anunciado

sábado, 17 de junio de 2023

Gozar de una gran aceptación fueron llevando a las directivas del grupo a poner cada vez menos atención en el corazón y la esencia de las finanzas, los accionistas minoritarios

Óscar Manco López

Ante los hechos recientes, la pérdida de control de una de las empresas más importantes de conglomerado llamado comúnmente Grupo Empresarial Antioqueño (GEA) solo quedan preguntas y sin duda, lecciones aprendidas sobre lo que no se debe hacer y los mandamientos incuestionables en el entorno empresarial.

Gozaba el GEA de una hegemonía local y regional en diversos negocios entre los cuales se destacaban su línea de seguros, el componente bancario, de inversiones, alimentos, energía, construcción, etc. En otras palabras, una diversificación planteada de manera dinámica y que por mucho tiempo fue ejemplo estelar para la academia y la práctica, mirar al GEA, era mirar las mejores prácticas.

Sin embargo, el ejemplo de otrora, lentamente se convertía en el causante de la debacle que se avecinaba por varias razones. La seguridad que el grupo encontraba en el mercado financiero colombiano, los inversionistas que salvaguardaban recursos en empresas solidas a través de la compra de sus acciones en el mercado secundario y en general, gozar de gran aceptación fueron llevando a las directivas del grupo a poner cada vez menos atención en el corazón y esencia de las finanzas, los accionistas minoritarios.

Hay un principio de teorización financiera conocido como el “objetivo básico financiero” el cual se refiere a la permanente búsqueda de aumentar el valor de las acciones con base en las decisiones corporativas que se adelanten. En tal sentido, la búsqueda de dicho objetivo es bastante holística, contemplando desde la perspectiva de crecimiento con nuevas inversiones, nuevos mercados, decisiones de deuda, escisiones, fusiones, entre otros. El mandato que posee la junta directiva entregado por los accionistas es de una responsabilidad extensa y demanda compromiso permanente.

Dicho lo anterior, dentro del incremento del valor de las acciones que traducen valorización, se contempla implícitamente la retribución a los accionistas a través de dividendos atractivos que precisamente reconozcan al propietario, independiente del porcentaje que posea, como el integrador de los riesgos que se derivan. El GEA durante mucho tiempo no cumplió dicho mandado entregando rentabilidades por dividendo por debajo de las medias sectoriales y valorizaciones escuetas que se podrían incluso haber impulsado sobre la base de operaciones de recompra de acciones (buy backs) activando la demanda y subiendo el precio, pero han comenzado demasiado tarde.

Las acciones del grupo empresarial cotizaban en su mayoría con descuento, es decir por debajo de sus precios razonables y esta situación no generaba en los directivos la necesidad de adelantar decisiones para revertirla reconociendo valor a los accionistas minoritarios, los cuales estaban cansados de no ver retribuido su esfuerzo. Al momento del lanzamiento de las OPA el flotante, entendido como el total de las acciones que se pueden comprar y vender en bolsa, en el caso de suramericana y Nutresa superaba 30%, es decir que cualquier interesado podría comprar esas acciones y acceder a ese porcentaje con un precio atractivo lanzado en Bolsa, pero luego de las OPA es de 22,9% en el caso de Sura y 9,86% en Nutresa, es decir, ya circulan menos acciones.

Acciones baratas, volúmenes de negociación lentos, ausencia de operaciones de recompra, flotantes atractivos y el olvido histórico a los accionistas minoritarios, los cuales, cansados de ver sus inversiones estáticas, solo esperaban una oportunidad de salida. Un coctel molotov financiero que terminó en lo bien conocido, la salida de una empresa emblemática del capital antioqueño.

¿Dónde estaban los estrategas del grupo empresarial? ¿En qué pensaban? Queda claro que en el mundo de los negocios las oportunidades están en lo inimaginable, pero crearlas con un descuido del mandato, es un error que hoy cuesta la entrega del 87% del capital de Nutresa a un nuevo dueño que estuvo ahí siempre, esperando en las sombras a que los egos detonaran la chispa.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE OPA POR NUTRESA

Bolsas 05/09/2022 GEA responde a acusaciones de Vargas Lleras de salarios, aviones y auditorías

Sobre la indagación solicitada por Supersociedades, el grupo dijo que la estructura de participaciones cruzadas es legal y se ha revelado

Bolsas 12/11/2021 ¿Grupo Nutresa podrá cambiar de dueños?

Es poco probable que la OPA que busca adquirir al menos la mitad de la propiedad de Grupo Nutresa sea un éxito, si no participan en ella sus principales socios

Bolsas 22/02/2022 Miembros independientes de Grupo Sura decidirán destino de sus títulos en Nutresa

Previo al encuentro, la compañía ratificó su cambio en el número de miembros independientes y patrimoniales en la Junta Directiva