Hacienda

LR 65 años


En su aniversario 65, LR hizo un foro en el que se presentaron los retos de las economía a futuro

En 1954 se inauguró la televisión en Colombia. Hoy contamos con un sistema de video streaming.

María Alejandra Solano Vargas - msolano@larepublica.com.co

Los años 50 fueron tiempos difíciles en términos políticos para Colombia: la dictadura militar de Rojas Pinilla, el surgimiento del Frente Nacional (que dio lugar a la alternancia gubernamental de los partidos liberal y conservador hasta 1974), así como el establecimiento de movimientos atraídos por ideales de cambio provenientes de Cuba, China y la Unión Soviética, dejaron su huella hasta nuestros días.

Esa convulsionada realidad social del país era seguida diariamente por millones de colombianos, quienes se sentaban alrededor de la radio no solo para informarse, sino también para entretenerse en las tardes con las radionovelas y las series radiales que contaban historias idílicas de amor y grandes aventuras. Esta fue la época de “El derecho de nacer”, “Kalimán, “el hombre increíble”, “Doctora Corazón” y “Renzo el Gitano”, entre otras.

A partir de 1954 otro dispositivo se sumó a las familias colombianas. La llegada de la televisión hizo que las tardes de radio empezaran a darle lugar a la hipnotizante pantalla chica, que transmitía “Yo y tú”, “El niño del pantano” y “Teleteatro”.

Ese mismo año nació otro medio de información. En 1954 se fundó el diario La República, que llegaría a convertirse en la publicación económica más importante. Al paso de los avances tecnológicos que masificaban la información, un grupo de periodistas tecleaba en sus máquinas de escribir las primeras noticias que se publicarían en la primera edición del diario: la instalación de la Décima Conferencia Panamericana en Caracas, que culminó con la “Declaración de Caracas”, también llamada “Declaración anticomunista”, el proyecto de la reorganización de la justicia, la inauguración de la represa hidroeléctrica de Lebrija, el informe sobre la construcción del metro, entre otros, fueron los hechos en las primeras páginas del periódico.

LOS CONTRASTES

  • Patricio EspinosaGerente General de IBM Colombia

    “El futuro de la comunicación en Colombia y en el mundo, se mantendrá en constante evolución, apalancado por la tecnología”.

  • Alberto YohaiPresidente de la CCIT

    “Durante los últimos 65 años hemos visto una revolución tecnológica sin precedentes. Hacia adelante, lo que viene es el Internet de las Cosas”.

Tres años después, en 1957, llegaron los primeros computadores al país: Bavaria y Coltejer, dos de las empresas más grandes de Colombia, importaron el IBM650, un aparato de más de 900 kilos de peso que usaba un sistema de memoria secundaria llamado tambor magnético (antecesor del disco duro). Para ese entonces también hubo cambios tecnológicos en la prensa: los periódicos cambiaron del linotipo a las rotativas, que permitieron aumentar considerablemente su tiraje. Ya en la década de los 60 ocurrió otro hecho relevante: los televidentes, en pantallas gigantes dispuestas en Bogotá y Cali, pudieron apreciar por primera vez una transmisión a color: la inauguración del Mundial de Fútbol de 1974, en Alemania.

Dos décadas después, gracias al esfuerzo de las universidades privadas y públicas, junto a las entidades educativas y de telecomunicaciones del Estado, se instaló Runcol (Red de Universidades de Colombia), el primer sistema de conexión a internet que hubo en el país. Según el Banco Mundial, el porcentaje de la población que usaba internet en Colombia en 1994 era 0,10%, una cifra que en 2017 subió a 62,2%.

En los 90 también se creó la compañía Celumóvil, que fue la primera en proveer servicios de telefonía celular en Colombia. Esta empresa pasó a manos de Bellsouth en el año 2000 y cuatro años después a Telefónica.

La evolución de esa simbiosis entre internet (con más de 30,41 millones de conexiones) y celulares inteligentes, generó el fenómeno llamado Netflix, un sistema de video streaming que con esas ventajas hizo a un lado a la televisión. En Colombia, un país con más de 62 millones de abonados a telefonía móvil, según el MinTIC, es tan popular, que es uno de los cinco países en el mundo donde más se usa la plataforma en espacios públicos.