Bancos

Las oportunidades del sector Fintech


La coyuntura de la pandemia del covid-19 ha repotenciado la importancia de la tecnología financiera

Muchos temores sobre las Fintech persisten por la falta de conocimiento sobre estas, por eso, LR responde algunas preguntas frecuentes

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co

Las compañías de tecnología financiera, o Fintech, se han convertido en una alternativa para acceder a servicios financieros sin pasar necesariamente por las entidades bancarias tradicionales. Cada vez más empresas de este tipo, que ofrecen una gran variedad de servicios, consolidan su posición en el mercado nacional, al punto que, actualmente, hay 180 Fintech registradas en el país, según datos de Colombia Fintech.

Sin embargo, todavía son muchos los temores frente a este tipo de compañías, principalmente por falta de conocimiento sobre su funcionamiento y confusiones sobre lo que pueden y no hacer.

A continuación, LR resuelve algunas de las preguntas más comunes referentes a las Fintech.

¿Qué es una Fintech?

Una Fintech, explica Óscar Gutiérrez, fundador de BioCredit, “es el acrónimo en inglés de tecnología financiera, y lo que hace es establecer procesos tecnológicos para la optimización en temas financieros”. Dentro de la amplia categoría Fintech existen varios subsectores, pues hay empresas enfocadas en pagos y remesas, en seguros, en préstamos y en gestión de finanzas, en servicios empresariales y personales, entre otros. “Hay un ecosistema muy amplio porque todas estas empresas, en su conjunto, podrían conformar un banco, con todas las operaciones que estos pueden llegar a tener. Sin embargo, el eje es resolver problemas financieros de las personas a través de la tecnología”, agrega Gutiérrez.

¿Cómo mejoran el sistema financiero?

Simón Chamorro, co-fundador y CEO de Valiu, un challenger bank enfocado en el envío de remesas a Venezuela, explica que “en Colombia se consideran Fintech las startups que lanzan aplicaciones que, con tecnología, están tratando de mejorar los costos de servicios financieros y el espectro de población a la que se puede llegar. Es decir, gracias al uso de la tecnología podemos mejorar la distribución, aumentar la población a la que llegamos y los costos de los servicios que ofrecemos”.

Al tratarse de productos digitales, “somos más eficientes en ciertos procesos de inclusión financiera porque, a diferencia de la banca tradicional, operamos 24/7 de una forma muy accesible. Lo que hacemos, entonces, es optimizar procesos de inclusión para la bancarización y otros procesos, pero no pretendemos reemplazar a los bancos, sino ofrecer un valor agregado para hacer procesos en conjunto”, agrega el fundador de BioCredit.

¿Cuál es la diferencia de las Fintech frente a las billeteras móviles?

Las billeteras móviles son uno de los sectores que conforman la gran categoría Fintech. Como explica Erick Rincón, presidente de la agremiación Colombia FinTech, “las billeteras digitales, como parte de las Fintech, permiten tener la información de la tarjeta débito o crédito en los dispositivos móviles. Se caracterizan por tener una mayor seguridad y respaldo de la información financiera y en el capital al momento de hacer transacciones por medio de internet”. Estas, además, promueven la inclusión financiera, en la medida que muchas de las personas que las usan todavía no están bancarizadas.

LOS CONTRASTES

  • Hernando RubioCEO de Movii

    La gran mayoría de los servicios de las Fintech son gratuitos y por ende, el modelo de negocio es radicalmente diferente a una institución financiera tradicional

  • Oscar GutiérrezFundador de BioCredit

    Hay un ecosistema muy amplio porque todas estas empresas, en su conjunto, podrían conformar un banco, con todas las operaciones que estos pueden llegar a tener

¿Una Sedpe es una Fintech?

Una Sociedad Especializada en Pagos y Depósitos Electrónicos (Sedpe), al configurarse como una empresa de base tecnológica que ofrece servicios financieros, es considerada una Fintech. Hernando Rubio, CEO de Movii, explica que “las Sedpe nacieron de una ley que el Gobierno Nacional creó en 2014 que se llamó la Ley de Inclusión Financiera, que justamente invitaba a empresas del sector tecnológico a que ofrecieran servicios financieros para lograr incluir a millones de personas que no usan los servicios ofrecidos por los bancos por diferentes razones”.

¿Las Fintech pueden captar dinero?

Únicamente las compañías que se enfocan en el segmento de pagos pueden hacerlo. “Solo las Fintech reguladas por la Superintendencia Financiera pueden captar dinero, como el caso de Movii, que es la primera Sedpe del país, que es vigilada y cuenta con un seguro de depósito de Fogafin, lo que da a los consumidores total seguridad y respaldo en depositar su dinero”, agrega Rubio.

¿Quién vigila a las Fintech?

En línea con lo anterior, Erick Rincón explica que “de las 180 Fintech establecidas en Colombia, solo siete cuentan con vigilancia directa de la Superintendencia Financiera, por ello el principal interlocutor institucional dentro de esta industria está en el sector comercio dentro del Gobierno. Principalmente se cuenta con vigilancia de la Superintendencia de Industria y Comercio y de la Superintendencia de Sociedades”.

¿Cuál es el mayor desafío de las Fintech?

Luis Miguel González, director general de Autentic, cree que las Fintech, al ser compañías de base tecnológica, “son muy escalables, están diseñadas para superar retos relacionados con el mercado, entonces han aprendido a moverse muy bien en el mercado. Creo que el principal reto está en la regulación, en contar con una buena experiencia en términos de interacción con los órganos reguladores. La Superfinanciera ha hecho un esfuerzo importante a través del sandbox, sin embargo, también presenta limitaciones en términos de tiempo, que a veces no están ajustadas a la implementación de tecnología, porque las Fintech todos los días están innovando y a veces el sector regulatorio no avanza conforme a la innovación”.

El sandbox, o la Arenera, es un marco creado por la Superintendencia Financiera para que las empresas que quieran implementar innovaciones tecnológicas que involucren la prestación de servicios financieros puedan poner a prueba sus modelos de negocio, aplicaciones o productos en un espacio controlado y supervisado.

Hernando Rubio, de Movii, va más allá, al mencionar que “hay varios desafíos para las Fintech en muchos frentes: competir con instituciones tradicionales, cambios de hábitos que están arraigados en el consumidor, enseñar a los usuarios las nuevas formas de poder sus transacciones, construir una relación de confianza con los usuarios demostrando que su dinero está seguro y que las transacciones quedan realizadas de la forma correcta, y construir modelos de negocio autosostenibles en el tiempo”.

En una línea similar, Óscar Gutiérrez, de BioCredit, anota que “el reto más grande, al menos para nosotros, es luchar contra el paradigma de que las cosas no se pueden hacer desde una plataforma remota, de que los procesos deben presenciales, ese es el paradigma que estamos tratando de romper. Además, al tener una base tecnológica, no necesitamos oficinas para crecer, por lo que el otro reto es mantener el crecimiento haciendo los procesos realmente eficientes.

Simón Chamorro, de Valiu, señaló como algunos de los retos más importantes el acceso a capital de inversión de riesgo de manera local y la falta de mano de obra, pues “cada vez más el talento se ha ido a empresas que trabajan con Estados Unidos y pagan en dólares, lo que ha encarecido los sueldos y dificulta que los emprendedores puedan pagarlos. Entonces es necesario que se desarrolle más el talento de ingeniería de sistemas, para que las empresas puedan contratar talento local”.